Shimmers, la amenaza de las tarjetas de crédito

cajero-automatico

Todas aquellas personas que utilicen las tarjetas de crédito con frecuencia es importante que estén atentas a todas las últimas tendencias que tienen los ladrones dado que cada poco mejoran sus técnicas para robar todos los datos de la tarjeta de crédito principalmente.

La tecnología es indispensable en nuestros días y lo mismo que puede ser utilizada para muchos fines positivos, también se puede utilizar con fines delictivos. Hasta hace no demasiado tiempo, la técnica más común para robar los datos de las tarjetas era el skimming, sistema que aún se sigue utilizando, pero hoy en día los shimmers son los sistemas que más se utilizan.

¿Qué son los shimmers?

Se trata de dispositivos muy delgados que prácticamente son indetectables a la vista y que se suelen alojar dentro de los propios lectores de tarjetas.

Se trata de pequeñas placas de tamaño muy reducido, mucho más que el tamaño estándar de las tarjetas y que se puede adherir con cierta facilidad dentro del interior del hueco para tarjetas en cajeros automáticos sobre todo, pero también en datáfonos y diferentes máquinas específicamente creadas para realizar pagos.

Hay que destacar que los shimmers no son algo nuevo pero desde hace unos cuantos meses, las autoridades competentes han visto cómo su utilización ha ido creciendo exponencialmente. Ya se han detectado en muchos locales, aunque no en España sino en otros países como pueden ser Canadá, pero no es de extrañar que esta tendencia pueda llegar a hacerse mucho más común en Europa, incluido nuestro país.

El shimmer se coloca entre el lector de tarjetas y el chip de la propia tarjeta y sirve para recopilar información en el momento en el que el usuario la introduzca. Se utiliza para crear clones de tarjetas con banda magnética y una de las características que tiene es que es bastante difícil detectar el shimmer a simple vista, lo que hace que esto sea tan peligroso.

Los ladrones, para recuperar los datos lo que tienen que hacer es introducir una tarjeta especial, por lo que nadie podría saber que están cometiendo un acto delictivo, así de sencillo.

Los expertos recomiendan sobre todo utilizar los medios de pagos sin contacto o contactless en caso de que se detecte cualquier acción extraña por algún usuario o si la tarjeta se queda atascada a la hora de entrar en su slot en el cajero, por ejemplo, de esta forma nos ahorraremos alguna clase de sorpresa de última hora.