comprar acciones

Quiero comprar acciones, ¿por dónde empiezo?

Comprar acciones e invertir en Bolsa no es una tarea sencilla. Más bien, se trata de un procedimiento un tanto complejo para el que, antes de meternos de lleno, necesitamos reunir la suficiente información. No en vano, vamos a poner en riesgo nuestro dinero, de ahí que sea de interés adentrarse en la tarea con unos mínimos conocimientos.

Las acciones son participaciones de empresas y representan un porcentaje específico de dicha compañía. Estas acciones tienen un valor monetario y su precio (la cotización) varía cada día Los inversores reciben el nombre de accionistas, ya que dispondrán de un número de acciones de las empresas.

Hay dos preguntas que resultan claves para todas aquellas personas que se deciden a comprar acciones por primera vez: qué pretendo conseguir y cuánto estoy dispuesto a perder. A partir de aquí, hay que valorar la compra de acciones, el dinero que se necesita para ello y los riesgos que van a surgir durante el proceso.

La compra y venta de acciones: la figura del broker online

Para el proceso de compra y venta de acciones necesitamos en primer lugar un broker, ya que esta es la figura autorizada en el mercado para comprar y vender acciones en nuestro lugar. El procedimiento es muy sencillo: nosotros le damos las órdenes de compra o de venta a través de su plataforma y el broker realiza las transacciones a cambio de una pequeña comisión.

En la actualidad, hay numerosos brokers online a los que nos podemos registrar para que lleven a cabo las operaciones. Una vez registrados, habrá que introducir en la cuenta del broker la cantidad de dinero que queremos invertir para poco a poco realizar los procesos de compra y venta de las acciones.

Los brokers online actuales suelen proporcionar acceso al mercado de acciones y al mercado de derivados financieros. Sin embargo, lo más sencillo y que ofrece menos riesgo es precisamente la compra de acciones, ya que los derivados financieros están más indicados para los traders experimentados.

También se puede comprar acciones a partir de nuestro propio banco. La entidad nos permitirá abrir una cuenta de valores y operar con ella, aunque por lo general se suele recomendar la inversión en Bolsa a través de los brokers online. Elegir el más adecuado, en función de sus comisiones y el abanico de operaciones que nos permitirá realizar, será más que importante.

La compra y venta de acciones por internet se puede realizar en cualquier momento, pero siempre y cuando los mercados estén abiertos (cierran los fines de semana).

El dinero y las acciones a operar

Otro aspecto importante, precisamente, es la cantidad de dinero que se necesita para empezar a comprar acciones. Hay quienes aseguran que para iniciarse basta con disponer de 500 euros, aunque tal vez lo más importante sea aprender en primer lugar con cantidades más pequeñas y operar una vez tengamos los conocimientos necesarios.

El montante irá en función también del tipo de broker. Están aquellos que exigen una cantidad mínima para operar y otros que permiten cualquier cantidad. Aquí es muy importante tener en cuenta que la cantidad de dinero que ingresemos será aquella que estemos dispuestos a perder.

Las acciones que se pueden comprar son todas aquellas que forman parte del IBEX35. Para empezar, lo ideal es ir sobre seguro con empresas reconocidas, las llamadas acciones de gran capitalización, tipo Repsol, Banco Santander, Endesa, Ferrovial, Telefónica, Mapfre, etc. Es muy probable que, en algún momento dado, las acciones de estas empresas suban para que podamos ir ganando dinero.

Otra opción es comprar acciones de empresas que llevan menos tiempo en el mercado, pero que pertenecen a sectores tecnológicos de primer nivel, casos de Netflix, Amazon, Facebook, etc. Lo más importante en la compra de acciones el iniciarse es ir sobre seguro para perder la menor cantidad de dinero posible.

El número de acciones a comprar irá en función del dinero que tengamos en nuestra cuenta, lógicamente. No obstante, para empezar lo ideal es evitar hacer operaciones muy grandes. Ya tendremos tiempo, a medida que vamos obteniendo resultados con nuestra estrategia, de aumentar el tamaño de las operaciones.

La estrategia en la compra de acciones

Llevar a cabo una estrategia adecuada en la compra de acciones resulta clave para obtener los mejores resultados. Si nos estamos iniciando en la inversión en Bolsa, nada mejor que escoger una estrategia sencilla y fácil de seguir. Lo más recomendable es una estrategia de inversión a largo plazo, la mejor manera de ir viendo cómo nuestro dinero crece poco a poco.

La estrategia irá en función del perfil del inversor y de su perfil de riesgo. No obstante, hay 3 que vienen muy bien para principiantes:

  • Buy and Hold o invertir en dividendos: estrategia basada en comprar acciones de empresas estables y que repartan dividendos y mantenerlas de forma indefinida.
  • Los fondos de inversión pasivos
  • Los fondos de inversión activos

Gracias a internet, podemos seguir las cotizaciones a tiempo real. Además, podemos enfocar la estrategia en la compra de acciones por el precio exacto, disfrutando de bajas comisiones. La red nos permite a su vez una mayor rapidez en la ejecución de las órdenes y la posibilidad de ir cambiando poco a poco de estrategia.

En definitiva, la mejor manera de empezar a comprar acciones es iniciarse con una cuenta de broker online pequeña para no perder mucho dinero. Uno de los grandes errores de los principiantes en la compra de acciones es que suelen ir con la idea de ganar dinero desde un principio. Sin embargo, la prioridad en estos momentos es concentrarse en no perder.

Hay que armarse de paciencia y no esperar que las ganancias suban como la espuma desde el primer día o al poco de realizar la compra. Este es un ejercicio que requiere de mucho tiempo y en el que habrá una serie de altibajos en el precio. Tanto es así que los expertos aseguran que habrá que esperar al menos un año para comprobar los resultados de nuestra primera toma de contacto en la compra de acciones.