Mi Otra 1, 2, 3, lo nuevo del Santander

mi-otra-1-2-3
El Banco Santander ha lanzado al mercado una nueva tarjeta especialmente diseñada para pagos a crédito aplazados. Se llama Mi Otra 1, 2, 3 y está pensada para aquellos clientes considerados como de alta vinculación con la entidad y que estén dados de alta en la Cuenta 1, 2, 3, uno de los pesos pesados de esta entidad.

Según han declarado, la estrategia del principal banco en España está enfocada al crédito al consumo, sobre todo porque es uno de los productos que más margen les proporciona, razón por la que han presentado esta nueva tarjeta de crédito a bombo y platillo.

Características de la tarjeta Mi Otra 1, 2, 3

Desde el Santander aseguran que Mi Otra 1, 2, 3 está ideada tanto para pagar unas compras como unas vacaciones, permitiendo a los clientes el pago aplazado, con un límite de crédito de 12.000 euros. Se trata de “un préstamo al consumo de bolsillo” dado que es el propio usuario el que elije la cuota mensual que quiere pagar, con cuotas que se sitúan entre 50 y 600 euros, con un interés del 1% (TAE 12%)

Como sucede en muchos otros productos de la línea 1, 2, 3, todos los clientes tendrán la oportunidad de beneficiarse con la obtención de acciones de la firma, eso sí, siempre en relación del uso que se le dé a esta nueva tarjeta. De esta forma, si cada tres meses el uso está entre los 1.000 y 2.000 euros, se consigue una acción. Para uso de entre 2.000 y 3.000 euros se consiguen dos y tres acciones desde los 3.000 euros en adelante.

Avanzan que durante el primer año la tarjeta es completamente gratuita y el segundo año también, pero con ciertas condiciones ligadas a la contratación de otras tarjetas o servicios. Asimismo se podrá retirar efectivo a crédito en los cajeros sin ningún coste adicional más que el de los intereses propios de la financiación.

Con la presentación de este nuevo producto, el Banco Santander sigue trabajando duro en su estrategia, con el objetivo de conseguir máximos ingresos gracias a “ganchos” comerciales, los cuales brindan una mayor vinculación y fidelización con sus clientes.

Esperan llegar a los 2 millones de cuentas de esta clase, que ofrece un interés de hasta un 3% por un ahorro de hasta 15.000 euros y proporciona diferentes descuentos y ventajas, siempre en función de las domiciliaciones que se tengan así como los productos contratados. Esto es algo que seguramente no tardarán en conseguir, dado que al finalizar el primer trimestre de este 2016, el número de clientes con esta cuenta ya superaba el millón.