metodos-pago-online

Métodos de pago online más allá de Paypal

Con el auge de las compras online, han surgido una serie de métodos de pago que nos permiten centralizar nuestras transacciones desde un solo servicio o comprar físicamente un cupón que canjear en internet. Esto ofrece ventajas que van desde un mayor anonimato, al no estar asociados a ninguna cuenta bancaria, a la seguridad, ya que evitamos introducir nuestros datos, tanto personales como bancarios, en muchos (y a veces poco confiables) sitios webs, lo que aumenta el riesgo de que sean interceptados de forma maliciosa.

Quizá PayPal sea el más popular de estos métodos de pago, pero existen otras alternativas, que nos ofrecen más formas de ingreso y distintos espacios de transacciones. A continuación, vamos a visitar cinco de los más importantes a nivel mundial. Todos ellos están disponibles en España.

Los 5 métodos de pago online más utilizados

 

  • Neosurf fue uno de los pioneros en el mercado de los tickets de pago online en Francia. Comenzaron a distribuirse en 2004, con el apoyo de la confederación de estancos, siendo gestionados por Contis Financial Services Ltd.

El proceso es sencillo: no hace falta registro o proporcionar información personal; simplemente basta con acercarse a un punto de venta (para lo que disponen de una herramienta de búsqueda) y comprar el ticket por el importe deseado. Su uso eso sí, se restringe a pequeñas compras, ya que estos tickets tienen valores prefijados y no es habitual que superen los 100 €. Una vez adquirido, puede usarse inmediatamente, y es válido para la recarga de las principales tarjetas bancarias prepago (Neocash, Veritas, PosteCash…).

 

  • Posiblemente Paysafecard sea el servicio de cupón prepago para compras online más popular en nuestro mercado (disponible en Carrefour, Estancos, Correos, OpenCor…). También uno de los líderes a nivel mundial, con representación empresarial en más de 45 países. Opera con licencias de dinero electrónico y Mastercard desde Londres, pero su sede central está situada en Viena. Fue creada en el año 2000 por cuatro austriacos que buscaban ofrecer algo similar al dinero en efectivo, pero por internet, y comenzó a operar en Austria y Alemania en 2001. Inicialmente no funcionaba como un sistema de cupones, sino que era una tarjeta física. El paso al vale electrónico llegaría un año más tarde.

Paysafecard funciona de manera similar a Neosurf: permite hacer pagos online en todo tipo de espacios (redes sociales, páginas de ocio digital, videojuegos…) sin necesidad de tarjeta bancaria ni tarjeta de crédito, ya que podemos comprar en efectivo nuestro cupón. Para pagar online basta con introducir el código de éste en aquellos negocios que lo admitan como método de ingreso. Está disponible en cantidades de 10, 25, 50 y 100 €.

Paysafecard también ofrece la cuenta My Paysafecard, que incluye un programa de fidelización y permite centralizar los códigos que compremos en una única app, y además la Paysafecard Mastercard, una tarjeta prepago. Su último producto es Paysafecard Direct, que permite a cualquier cliente con una cuenta My Paysafecard cargar y enviar saldo utilizando un código de barras, disponible en ordenador y móviles.

Desde 2008 cuenta con una licencia de dinero electrónico, emitida por la Financial Conduct Authority (FCA) británica, que le permite operar en toda Europa.

 

  • Aún sin ser uno de los más veteranos, Skrill es un servicio que ha irrumpido con fuerza en el sector de la tecnología de pagos, hasta el punto de que en 2011 logró el hito de ser el primer emisor autorizado de e-money en el Reino Unido. El Grupo Skrill opera en más de 200 países y cuenta con marcas como la propia Skrill, Payolution y Ukash. Actualmente registra más de 150 millones de transacciones anuales, cuyo valor alcanza la friolera de 13.000 millones de euros.

Funciona como un monedero electrónico con el que podemos unificar nuestros pagos y solicitar una tarjeta Mastercard prepago sin necesidad de tener una cuenta bancaria. Esta tarjeta se recarga con los fondos de la cuenta, que podremos ingresar de diversas maneras. La tarjeta está disponible en cuatro monedas: libras esterlinas, dólares estadounidenses, euros y zloty polacos, algo que puede ser útil para evitar gastos de conversión de divisas abusivos. Una vez solicitada, esta tarjeta llegará en 7-10 días y se podrá utilizar allí donde acepten Mastercard (también en cajeros automáticos).

Como monedero electrónico, uno de sus usos más habituales suele ser el juego online. Sin duda, el auge de este tipo de entretenimiento ha supuesto un espaldarazo para mucho de estos métodos de pago, y Skrill destaca por su atención específica a esta industria. En sus inicios, muchos jugadores preferían utilizar un sistema en formato monedero, donde se controla el límite máximo a través de un sistema de recargas, más tangible y anónimo que la tarjeta de crédito o la transferencia bancaria; las salas de juego online suelen estar muy atentas a las preferencias de pago con las que el cliente se siente seguro, es habitual que los operadores más importantes ofrezcan decenas de forma de ingreso, y Skrill siempre ocupa un lugar preferente.

 

  • Fundada en 1999, Neteller es uno de los pioneros en el negocio de los proveedores de métodos de pago online. Cuenta con más de 23 millones de titulares de cuentas a nivel global. Con origen en Canadá, tuvieron claro que el mercado digital necesitaba alternativas, también digitales, a los métodos de pago convencionales.

Su tarjeta Mastercard prepago, Net+, es una de las más populares. Al igual que en el caso de Skrill, se puede usar hasta la cantidad que hayamos cargado previamente en cualquier establecimiento que permita comprar con Mastercard. También es posible realizar envío de dinero de forma confidencial y con todas las garantías de seguridad, a particulares y empresas, en mercados donde desconfiemos del uso de las formas de transferencia habituales o donde, directamente, no estén disponibles.

Desde Andorra hasta Zambia, ofrecen sus servicios como procesador de pagos online en más de 200 países y trece idiomas. Cuentan con una autorización para operar emitida por la FCA, lo que garantiza que todas sus empresas y servicios se ajustan a los más altos estándares de control, y presume de sistemas de seguridad físicos y electrónicos punteros, que se encuentran entre los líderes en el sector.

 

  • Creada en 2003 por la gente que estaba detrás de Ixaris Systems, casi 14 años y más de dos millones de usuarios después, Entropay sigue siendo uno de los métodos de pago que más apuesta por la innovación y el desarrollo de sistemas digitales de compra-venta (sirva de ejemplo que fueron los primeros en introducir las tarjetas prepago virtuales en Europa).

La idea detrás en Entropay es que cualquiera pueda realizar pagos online, sin importar dónde esté o la cantidad implicada. Sus cuentas están disponibles en dólares americanos, libras esterlinas y euros, y permiten crear tarjetas prepago virtuales desechables en cuestión de segundos, de las que llevan más de 6.500.000 creadas. La ventaja de estas tarjetas frente a las convencionales es que se pueden crear y eliminar de forma instantánea y así contener el problema de un posible fraude de forma rápida y eficaz.

Hasta la fecha, ha registrado movimiento por valor de más de 1.200.000.000 millones de libras esterlinas, y todo ello sin renunciar a trabajar desde la proximidad y el trato directo con el cliente, ya sea particular o empresa. Entropay está autorizado y regulado por la FCA para la emisión de dinero electrónico, una garantía de seguridad al funcionar según los estándares británicos.

Como inconveniente, decir que, de los métodos aquí expuestos, es el único que no cuenta con página web en español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *