Los bancos españoles ya pueden hacer transferencias inmediatas

billetes-de-50-euros

Ya ha llegado del momento, desde el pasado miércoles ya se pueden hacer transferencias inmediatas. Se trata de un servicio que permite a los clientes de bancos como el Santander, BBVA, Bankia, CaixaBank y Banco Sabadell, traspasar a otra cuenta en España hasta 15.000 euros en apenas unos segundos.

Desde estas entidades bancarias se ha confirmado la disponibilidad de este servicio, tras haberse preparado durante bastante tiempo así como de probar el sistema durante unas cuantas semanas y verificar que todo va correctamente.

Ya podemos hacer transferencias inmediatas

Del sistema de transferencias inmediatas, hay que decir que funciona correctamente entre países de la Unión Europea desde el pasado día 21 de noviembre, fecha en la que algunas entidades comenzaron a sumarse a la iniciativa.

En el caso de nuestro país, aunque la idea principal era que este servicio estuviese operativo desde el mes de enero, los bancos no han permitido hasta ahora que los clientes puedan enviar el dinero en cualquier momento de los 365 días del año.

Será cada entidad bancaria quien decida la política de comisiones que lleve a cabo, que en muchos de los casos podrá variar, siempre según la relación con el cliente, hasta el punto de que para algunos de ellos podría llegar a ser completamente gratuita. Como los clientes del Banco Sabadell que tengan la cuenta Expansión. Así lo ha explicado la propia entidad.

La semana pasada, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anunció una sanción a cuatro de las entidades financieras más importantes de nuestro país. La razón fue por la de concertarse para poder ofrecer derivados de tipos de interés que cuentan con condiciones diferentes de las que se pactan con los clientes de manera general.

En este caso, fue a empresas a las que se especificaba que se contratarían en condiciones de mercado. Lo peor de todo, es que las empresas que los contrataban no conocían este pacto del Banco Santander, Banco Sabadell, CaixaBank y BBVA.

Hay que dejar claro que las empresas suelen contratar esta clase de productos financieros (conocidos popularmente como derivados) con la finalidad de usarlos como instrumentos de cobertura del riesgo de tipo de interés asociado a créditos sindicados para la financiación de proyectos, sobre todo.

De esta forma, cuanto más alto es el precio del derivado para cubrirse de una variación en cuanto a los tipos de interés, mas le llega a costar al empresario poder conseguir financiación para su proyecto.