tarjetas prepago

Las mejores tarjetas prepago sin cuenta bancaria

Una tarjeta prepago sin cuenta bancaria es uno de los sistemas de ahorro y de control de gastos más utilizados en la actualidad. Se trata de una tarjeta física o virtual con la que poder pagar tus compras y retirar dinero de los cajeros. La diferencia con respecto a las tarjetas de crédito con, por ejemplo la tarjeta prepago Sabadell, es el límite de gasto que tienes corresponde a la cantidad de dinero que hayamos depositado en la tarjeta.

El hecho de tener que meter dinero en ella para poder hacer compras te permite realizar un mayor control de tus gastos. Son, por tanto, muy recomendables para aquellas personas que quieran organizar su presupuesto personal. A continuación, te mostramos cuáles son las mejores tarjetas prepago sin cuenta bancaria.

Tarjeta VISA Bnext

La tarjeta VISA Bnext funciona a través de una aplicación independiente a tu banco, por tanto no se halla vinculada a tu cuenta corriente. Es una de las tarjetas prepago sin cuenta bancaria que no tiene comisiones de ningún tipo. Se recibe gratuitamente en casa y se puede recargar al instante desde la aplicación con cualquier otra tarjeta o cuenta bancaria.

Con esta tarjeta puedes sacar dinero en cualquier cajero gratis 3 veces al mes. Al pagar con ella, tanto en España como en el extranjero, conseguirás puntos intercambiables por descuentos.

Tarjeta Bitsa VISA

Una de las tarjetas prepago sin cuenta bancaria más versátiles del mercado. Con ella puedes hacer tus compras físicas o a través de internet, retirar dinero del cajero automático, transferir dinero entre tarjetas e incluso operar con criptomonedas. Cualquier movimiento que lleves a cabo va a quedar registrado en la aplicación.

La recarga de esta tarjeta se puede hacer por transferencia bancaria, en efectivo en una entidad o usando criptomonedas. Los usuarios la solicitan online y en pocos días la recibes gratuitamente en casa.

Money To Pay Visa

Esta tarjeta prepago sin cuenta bancaria posee una cuota anual de 6,95 euros y te permite no solo realizar tus compras, sino también controlar tus gastos y revisar el saldo a través de su propia página web de MoneyToPay. Se puede recargar con un importe mínimo de 10 euros a través de una tarjeta de crédito o en la red de cajeros de Caixa Bank.

Una de las ventajas de esta tarjeta es que posee diferentes modalidades para que puedas elegir la que más se ajusta a tus necesidades.

Tarjeta Spark Prepago de Mastercard

La Tarjeta Spark Prepago de Mastercard la puedes encontrar en tres modelos diferentes:

    li>Spark: hasta 250 euros al año.

  • Spark Plus: hasta 2.500 euros al año y retirar hasta 500 euros por día en los cajeros.
  • Spark Premium: recargas de hasta 15.000 euros al año y 5.000 euros diarias y retiros en cajero de hasta 500 euros por día.

El precio de cada una de estas tarjetas es de 10 euros y tiene una comisión de mantenimiento de 1,20 euros al mes.

Tarjeta prepago de Correos

Esta tarjeta la puedes adquirir en cualquier oficina de Correos por solo 6 euros. Con ella puedes realizar recargas de saldos por un mínimo de 10 euros y un máximo diario de hasta 5.000 euros. Además, te permite hacer compras físicas y online y retirar dinero tanto en cajeros como en las oficinas de Correos.

Una de sus ventajas es que dispone de un sistema de puntos asociados con interesantes descuentos y recompensas en Travel Club, el programa de puntos líder en España.

Tarjeta Viabuy

Esta es una de las tarjetas prepago sin cuenta bancaria más sencillas de utilizar. Al obtenerla, recibes un código IBAN para poderla cargar de forma gratuita a través de transferencias bancarias. Si usas otro método para cargarla, te pueden cobrar una comisión del 1,75% .

Tal vez el único inconveniente de esta tarjeta es que posee un coste de emisión de 70 euros aproximadamente y una cuota de mantenimiento de unos 15 euros al año. Pero, por lo demás, es una tarjeta muy básica y fácil de utilizar.

Tarjeta Monese

La tarjeta prepago Monese es perfecta para realizar tus compras por internet de forma cómoda y segura. Un tipo de tarjeta que no tiene comisiones de ningún tipo y que puedes recargar utilizando cualquier tarjeta de crédito o débito o a través de una transferencia bancaria.

Con esta tarjeta se puede sacar dinero en efectivo en cualquier cajero que acepte tarjetas MasterCard (de forma gratuita hasta 3 veces al mes y, posteriormente, pagando la comisión que establece cada entidad bancaria)

Tarjeta Wirex

Wirex es una de las tarjetas prepago sin cuenta bancaria con la que puedes comprar, almacenar y realizar pagos tanto en dinero como en criptomonedas. El saldo lo puedes recargar a través de una tarjeta de crédito o débito, pero con una comisión del 1% sobre el total de dinero que incluyas en el saldo.

Con la tarjeta Wirex puedes además sacar un máximo de 250 euros al día en cada cajero, con una comisión de retirada de 2,25 euros. Una tarjeta ideal para aquellos que utilizan criptomonedas para sus transacciones.

Usar cualquiera de las tarjetas prepago sin cuenta bancaria anteriores es muy sencillo. Como puede verse, se recargan fácilmente a través de multitud de de canales de pago y su límite de gasto máximo está determinado por la cantidad de dinero que quieras depositar en la tarjeta a la hora de recargarla.

Esto lo que te permite es controlar mucho mejor tus gastos, ya que el dinero que dispones es el que tienes guardado.

Al no estar vinculada a ninguna cuenta bancaria, puedes comprar con total tranquilidad y seguridad a través de internet. Y en caso de robo o pérdida, siempre puedes bloquear la tarjeta y recuperar el saldo que hubiera en ella.

Por último, hay que destacar que este tipo de tarjetas son más que interesantes para viajar con ellas al extranjero, sobre todo aquellas que no tienen comisiones de ningún tipo. Una manera perfecta de no tener que llevar encima dinero en efectivo.