La economía global continuará en expansión

balance-positivo

Desde Goldman Sachs Asset Management, gestora de fondos de Goldman Sachs, traen buenas noticias de cara al próximo año 2018. Según sus expertos y analistas, se prevé que la economía global continuará creciendo de cara a 2018.

El crecimiento de la economía global por zonas

Cuando han hecho estas declaraciones, han presentado un informe en el que se han mostrado diferentes áreas geográficas  y desde esta entidad se estima que la economía de China crecerá en torno a un 6,4%, la de España un 2,5%, Estados Unidos crecerá del orden del 2,4%, el conjunto de la Eurozona un 1,6% y Japón un 0,8% aproximadamente.

En Goldman Sachs han asegurado que el empuje que está teniendo la economía desarrollada y emergente ha conseguido propiciar el tirón del crecimiento económico global, el cual estiman en un 4% de cara al próximo año.

Asimismo, se ha afirmado que por primera vez desde el pasado año 2010, la economía mundial está superando poco a poco cualquiera de las predicciones que se van haciendo y se espera que esta fortaleza siga continuando en los próximos años.

A pesar de todo, este crecimiento podría verse ligeramente lastrado por algunos de los riesgos geopolíticos existentes como pueden ser las elecciones en Italia, un posible enfrentamiento militar en la península de Corea o incluso podría estar relacionado con el futuro del Tratado de Libre Comercio.

Desde la entidad norteamericana han explicado en este informe que en relación a los mercados, están seguros de que habrá un mejor comportamiento en cuanto a las rentas variables si se compara con otra clases de activos, debido a que se prefieren las acciones sobre el crédito y por su parte el crédito sobre los tipos de interés.

En cuanto a la inversión para el próximo año, recomiendan apostar por los mercados emergentes frente a los desarrollados. Han destacado que son muy positivos con los fundamentales macroeconómicos de esta clase de países. Los mercados bursátiles de estos lugares seguirán recuperándose gracias al alza del consumo. Por eso, los márgenes con los mercados desarrollados irán estrechando.

Para finalizar, para Goldman Sachs el mercado estadounidense podría llegar a sufrir en cierta forma en caso de que se cambie la política monetaria de la Reserva Federal, entidad que está buscando una dirección que resulte menos expansiva. Además, han querido destacar que el dólar podría llegar a fortalecerse de manera bastante significativa gracias al aumento de los tipos de interés en Estados Unidos, algo que podría tensar la economía.