banca online

La Banca Online: operar desde cualquier lugar con toda comodidad

La Banca Online o banca electrónica, es una modalidad ampliamente extendida para recibir servicios bancarios desde cualquier lugar y en cualquier momento, y es un complemento al concepto de banca tradicional. Consiste en realizar una gran variedad de operaciones desde un acceso a la Red, sin necesidad de desplazarnos al banco físico, y con todas las garantías de seguridad y de comodidad en las operaciones.

En qué consiste la Banca Online

Desde hace años, todos los bancos tradicionales han implantado servicios de banca Online, muy útiles y ventajosos, para operar en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Este servicio permite realizar prácticamente todo tipo de operaciones: transferencias, consultas de saldo, contratación de productos bancarios, préstamos online, incluso línea directa con un asesor bancario en caso de duda. Es un servicio muy cómodo para cualquier usuario que no tenga tiempo de desplazarse a su banco habitual.

Este servicio ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos años, y es un servicio más de los bancos de toda la vida y también una nueva línea de negocio para llegar a más clientes potenciales. Este servicio es, en la mayoría de los casos, gratuito, y las transferencias, por ejemplo, tienen un muy bajo coste, por lo que ponerlo en funcionamiento es barato y sencillo, y ofrece muchas ventajas, aunque también tiene algunos inconvenientes. Veamos cuáles son unos y otros.

Ventajas de la utilización de la Banca Online

Muchos usuarios recurren a este servicio porque siempre está operativo, las 24 horas del día, y los 365 días del año, aunque las operaciones realizadas se contabilicen en nuestra cuenta en el siguiente día hábil, como regla general. Aunque existen otras muchas ventajas:

  • La facilidad de su uso: basta con tener un usuario y una contraseña seguras, que nos facilitará el banco, para operar desde casa, desde el trabajo o incluso desde una app para otros dispositivos.
  • Es un servicio rápido e instantáneo, además, es muy intuitivo.
  • Reducción significativa de los costes de los bancos, lo que redunda en nuestro beneficio, ya que cualquier comisión por servicio es más económica que una presencial.

Desventajas de la utilización de la Banca Online

Aunque se trata de un servicio que, en general, sólo aporta ventajas para el usuario, hay también algunas barreras o inconvenientes que debemos conocer:

  • Es un servicio que inspira cierta desconfianza en la población mayor y más tradicional, acostumbrada a acudir personalmente a su banco de siempre, y es difícil captar a este tipo de clientes.
  • Se crea una mayor distancia y despersonalización del servicio entre el cliente y el banco
  • No todos los sectores de población están utilizando este servicio por el desconocimiento general de la red y de los entornos virtuales.

Cómo funciona la Banca Online

Lo primero es saber cuál es la diferencia entre Banca Electrónica y Banca Online. La Banca Online es un servicio que prescinde de la oficina física, para ofrecer todo tipo de prestaciones en la Red, mientras que la Banca Electrónica es un servicio más antiguo por el que los clientes pueden, a través de los cajeros, conocer el estado de sus cuentas, ingresar o sacar dinero. Ambos servicios conviven en la actualidad.

Para acceder a los servicios de banca online, hay una serie de procesos que están al alcance de cualquier cliente, a sólo un clic de ratón, y pueden ser los siguientes:

  • Abrir una cuenta: las cuentas con servicios online pueden abrirse fácilmente y en un tiempo muy breve. No es necesario pisar una sucursal bancaria, y se necesitan muy pocos documentos. Estas cuentas permiten la gestión simultánea de una cuenta corriente ligada a otra de ahorro. Toda la gestión es automática a través de la banca electrónica, y una vez dada la orden de transferencia periódica, de una cuenta a otra, el usuario ya no tiene que realizar ninguna operación.
  • Gestionar tarjetas y gestionar el pago de la hipoteca.
  • Solicitud online de un préstamo bancario.
  • Devolución de facturas.
  • Transferencias y traspasos, a cuentas del banco o a otras externas.

Cuáles son los principales beneficios de la Banca Online

Aunque muchas personas, acostumbradas a la presencia física en su banco, sean reticentes a utilizar la banca Online, lo cierto es que el uso de servicios bancarios por Internet tiene muchos beneficios, tanto para el usuario como para los bancos, y todos ellos se resumen en una sola palabra: ahorro.

El ahorro logístico es evidente, ya que el uso de la tecnología facilita un diálogo fluido e individualizado entre la entidad y el cliente, sin necesidad de verse personalmente. Para los establecimientos bancarios, se ahorra en el alquiler o propiedad de locales para entidades distribuidas por muchas poblaciones, y lo cierto es que algunas van desapareciendo con el tiempo. Gracias a la posibilidad de realizar todas las transacciones vía online, el banco también ahorra en recursos de papelería y cualquier cliente recibirá sus transacciones vía electrónica, en archivos descargables. Consultar saldos, contratar depósitos, abrir cuentas o hacer transferencias es ahora más fácil que nunca.

El ahorro en tiempo es otra de las principales ventajas de la banca online. Dado que este tipo de banca virtual no tiene horarios establecidos, se puede operar a cualquier hora, y esto ahorra una considerable cantidad de tiempo en desplazamientos, o en llamadas a la sucursal. Todo se puede consultar en el momento, desde nuestra casa, el trabajo, en mitad de un viaje…cuando sea necesario y sin mayores complicaciones.

Y por último, es muy destacable el ahorro económico. El ahorro logístico en oficinas facilita el ahorro económico del cliente, ya que los costes de gestión de cualquier operación son mucho más reducidos que si nos desplazáramos al banco y realizáramos transferencias de forma presencial. Por esta razón, las condiciones y las ofertas que los clientes tienen a su disposición, suelen ser más ventajosas.

La Banca Online es cómoda, fácil y sencilla de utilizar. Ahorra tiempo y muchos quebraderos de cabeza. Y además, es más barata que la tradicional. Por eso, merece la pena probar y seleccionar los servicios online de nuestro banco habitual.