En España se guardan 1.648 millones de euros en pesetas

billete-de-mil-pesetasA pesar de que hace muchos años dejamos de utilizar la peseta como nuestra moneda, la conocida “rubia” vuelve a ser noticia durante estos gracias a los datos hechos públicos por el Banco de España, donde ha revelado la cantidad de dinero en pesetas que no se ha cambiado aún.

Según estos datos, hasta el pasado mes de abril los españoles conservaban en su poder un total de 1.648 millones de euros en pesetas sin canjear, lo que equivale a 273.705 millones de pesetas. Asimismo han hecho un desglose y se revela que 848 millones de euros (141.095,328 millones) se guardan en billetes y 800 millones (133.108,8 millones) en moneda.

Desde el 1 de enero de 2002, el Gobierno de España puso un límite de convivencia entre la antigua peseta y la nueva moneda, hasta el 31 de marzo del mismo año. Desde ese momento y hasta el siguiente 30 de junio, también estableció un periodo de canje de las monedas y billetes en pesetas en las oficinas bancarias.

Desde el 1 de junio de aquel año, todos los españoles que quisieran cambiar la antigua divisa por la nueva, tendrían que acudir al Banco de España, donde les cambiarían las pesetas devolviéndoles su importe en euros.

El 45% de las pesetas no serán cambiadas

El banco emisor ha estimado que alrededor del 45% de todas las monedas en pesetas que se encontraban en circulación antes de la llegada de la nueva moneda única, no serán entregadas nunca al Banco de España.

Entre las razones que han dado para no recibir muchos más cambios de pesetas por euros destacan que muchos españoles guardan estas monedas pos motivos nostálgicos o de coleccionismo, aunque también aluden al deterioro, pérdida o porque ha salido del país en los bolsillos de los turistas en determinado momento.

El Banco de España puso en marcha en su momento una política de prevención de blanqueo de capitales y una de las normas para el cambio de dinero es que en caso de que el usuario que quiera cambiar pesetas por euros llegase a presentar el equivalente a más de 3.000 euros, el supervisor deberá exigir la identificación de la persona.

Asimismo han querido destacar que dejarán de cambiar pesetas a euros de forma definitiva el 31 de diciembre del próximo año 2020, momento en el que la peseta dejará de tener ninguna clase de valor, algo que llevaba con nosotros desde el año 1868 y que a partir de ese año ya será más historia aún.