El ayer y hoy del marketing bancario

persona-utilizando-smartphone

¿Quién no ha visto últimamente la publicidad de los bancos? Seguro que ninguno de nosotros hubiera imaginado hace 15 o 20 años que los bancos se anunciarían tal como lo están haciendo hoy en día. Televisión, prensa escrita, mediante envío masivo de emails… son muchas las formas que tienen de hacernos llegar sus propuestas.

Una nueva forma de hacer publicidad bancaria

La razón del por qué este cambio, comparado con hace unos años, es sencilla, hay mucha más competitividad y todos luchan no solo por mantener su cartera de clientes sino por aumentarla y para ello se utilizan todos los medios que estén a su alcance.

Muchas entidades bancarias siguen fieles a su estilo y sus anuncios son más sobrios, otras entidades, especialmente aquellas que tienen una gran presencia en Internet, se arriesgan más creando spots con más punch. Éstas buscan a un target determinado que accede a Internet todos los días, entre los que se encuentran los millenials, un sector muy afín a las nuevas tecnologías.

La publicidad que hacían los bancos hace años no tenía nada que ver con este aire de modernidad e innovación tecnológica que estamos viendo actualmente. La competitividad y la situación socio-económica han hecho que los bancos hayan evolucionado y se hayan adaptado a este tiempo en el que nos encontramos.

Ofreciendo mejores servicios y promociones especiales tienen ante sí la oportunidad de tener consigo un efecto muy en boga hoy en día, la viralidad. ¿Quién no le diría a sus amigos y familiares que su banco le ofrece interesantes beneficios? La publicidad funciona muy bien a los bancos, pero también lo hace el tradicional boca a boca.

Apps, bancarias, comodidad en la palma de la mano

Por otro lado, los clientes buscan comodidad y no tener que perder tiempo esperando en la cola de un banco para hacer cualquier operación. La evolución de la tecnología y la aparición de la tendencia fintech ha hecho que todos podamos tener en la palma de la mano nuestra propia sucursal gracias a las aplicaciones móviles.

Desde ellas podemos gestionar cualquier operación, con total seguridad, comodidad y rapidez, algo muy importante en este mundo en el que todo va tan rápido, algo que ha conseguido cautivar a muchos usuarios, con un número que va en aumento.

Bancos y el marketing de contenidos

Tal como podemos ver en muchos otros nichos de mercado, el marketing de contenidos es el rey y los bancos no se han quedado ajenos a esta tendencia. Es una técnica de marketing consistente en la creación y distribución de contenido de valor para atraer al público objetivo. Por ello, vemos que cada vez, las campañas de marketing bancario son más atrayentes, dentro de las limitaciones que tiene un sector como este.

La forma de contar las cosas y de hacerlas llegar al público ha cambiado y hoy no solo los medios tradicionales sino Internet con sus redes sociales, el emailing, los vídeos y toda clase de contenido multimedia, han hecho que todo el ecosistema del marketing bancario haya cambiado y sea mucho más atractivo y efectivo que hace unos cuantos años.

Ya no hay vuelta atrás, esta será la tendencia que veremos en los próximos años y a la que tanto bancos como usuarios nos estamos acostumbrando. Parafraseando a Radio Futura en una de sus canciones, “el futuro ya está aquí”.