Datos bancarios al descubierto en Internet

compras-por-internet

Internet ha sido una auténtica revolución desde que dio sus primeros pasos en nuestro país entre los años 1995 y 1996. Hoy en día es prácticamente indispensable operar mediante este medio tan útil, sobre todo a la hora de realizar operaciones bancarias, compras, etc.

Este artículo pretende dar la voz de alarma sobre una de las vulnerabilidades a las que podemos vernos expuestos si somos de los que operamos con nuestro banco, compramos online o hacemos cualquier actividad en la que se requiera una autentificación.

Precaución a la hora de hacer compras en Internet

Como ya sabemos, debemos tener un software antivirus de calidad y que esté actualizado y tomar ciertas medidas de seguridad como la de no conectarnos a la web de nuestra entidad bancaria desde un dispositivo que no sea el nuestro o desde una red Wi-Fi pública.

Ahora nos enfrentamos a otro problema, una vulnerabilidad que ha sido descubierta en algunos navegadores y que permitiría a los hackers hacerse con los datos de nuestra tarjeta de crédito o de nuestro usuario y clave a la hora de operar en la web de nuestro banco por ejemplo.

Viljani Kuosmanen es el hacker finlandés que ha descubierto esta vulnerabilidad que afecta a los navegadores Google Chrome, Opera y Safari. En este caso, hay que decir que al navegador Firefox no le afecta este problema.

¿Cómo se roban los datos bancarios?

Se realiza mediante la técnica del phishing que todos conocemos. Una modalidad de robo en el que se utiliza lo que se llama ingeniería social. Se le presenta al usuario una página web idéntica a la de su banco donde puede operar, aparentemente de manera segura. Quien introduzca sus datos descubrirá pronto que habrá sido “ciber-atracado”, algo que ha sucedido con clientes online del Banco Popular o de Correos entre otros.

El hacker ha demostrado que los navegadores afectados comparten la información sensible que suelen almacenar y lo hacen con páginas webs fraudulentas. Se aprovechan de una funcionalidad llamada autocompletar, con lo que el usuario, al comenzar a escribir su correo, usuario o clave, el navegador le da la opción de completar los datos mediante un clic de ratón.

Para evitar que al hacer las compras o cualquier operación bancaria nos puedan robar los datos, los expertos advierten de cómo retirar la función autocompletar. En Chrome debemos entrar en: Configuración > Configuración avanzada y ahí deshabilitar la función “Habilitar la función Autocompletar para rellenar formularios web con un solo clic”.

En el navegador Opera hay que entrar en: Herramientas > Opciones > Historial y una vez ahí, poner 0 en la opción “Recordar los sitios visitados en el historial y completar direcciones”. Finalmente, en Safari hay que entrar en: Preferencias > Autorrelekno y desactivar todas las opciones.