Crédito coche BBVA

Uno de los motivos más habituales para pedir un préstamo bancario es la adquisición de un coche. Las financieras que trabajan con los concesionarios a menudo nos ofrecen préstamos a un interés muy poco competitivo con el que podemos obtener si comparamos las cifras con los bancos.

Muchos bancos ofrecen a sus clientes préstamos que han sido formulados específicamente para la compra de un vehículo, ofreciendo condiciones que pueden resultar muy ventajosas y que pueden abarcar coches nuevos, seminuevos o coches usados. Este es el caso del Crédito Coche BBVA.

Condiciones del crédito

Las condiciones del Crédito Coche BBVA varían dependiendo de dos factores fundamentales: si el coche es nuevo o tiene menos de tres años o si se trata de un vehículo usado que supera esa edad.

En todos los casos el importe máximo es de 75.000 euros y el plazo máximo de devolución es de 120 meses. También hay una comisión de apertura de un 2.5% con un mínimo de 100 euros.

Los intereses del préstamo van a variar dependiendo de la cantidad que se pida y del plazo de devolución, pero para poder comparar vamos a ver los valores en el caso de pedir 10.000 euros a un plazo de 60 meses.

En el caso de vehículos de menos de tres años, los intereses de este préstamo son del 8.50%  T.I.N.  lo que supone un T.A.E de un 10,58%. Si domiciliamos la nómina, parte del préstamo queda subvencionado, pasando a pagar un 7% T.I.N., 8.95% T.A.E.  Es posible rebajar el T.I.N.  en medio punto más si se contrata un seguro de pagos, pero el T.A.E. sin, embargo, se elevaría a 10,24% al incluir el seguro.

Piensa que el T.A.E es lo que vas a pagar a la hora de la verdad, con lo cual ¿hasta que punto compensa contratar el seguro de pagos?

Para vehículos de más de tres años el T.A.E varía desde el 10% en caso de no tener la nómina contratada,  9% si domiciliamos nómina y 8% si contratamos además el seguro de pagos. Nuevamente el T.A.E más bajo lo encontramos en la opción de préstamo más domiciliación de nómina, con un 10.58%.

¿Es un buen crédito?

Lo cierto es que no es una mala opción si tenemos una nómina o una pensión para domiciliar, ya que la rebaja que conseguimos en los intereses hace que el préstamo se sitúe entre los más baratos del mercado.

Cuándo se busca un préstamo de este tipo, son varios los bancos que ofrecen una rebaja en los tipos de interés al contratar otros servicios o al domiciliar la nómina pero no hay que olvidar que se deben de realizar siempre los cálculos íntegros ya que tendremos que mantener la nómina domiciliada durante todo el periodo del préstamo. Si la cuenta nos va a generar pago de comisiones, podría no compensarnos el ahorro que vamos a obtener.