consejos para conseguir una hipoteca barata

5 puntos clave para conseguir una hipoteca barata

Sabemos que adquirir el compromiso de una hipoteca conlleva una gran responsabilidad. Si no se hace de manera adecuada podemos ver gravemente afectada nuestra economía personal. Uno de los mejores métodos para conseguir una hipoteca acorde a tus necesidades es utilizar un comparador de hipotecas. Así podrás ver las diferentes opciones que hay en el mercado y analizar las condiciones de cada una de ellas. Además de esto, aquí te daremos una serie de consejos para conseguir una hipoteca barata y evitar que te endeudes de más. ¿Te los apuntas?

¿Cómo conseguir una hipoteca barata con las mejores condiciones?

Si estás buscando adquirir un bien inmueble próximamente y quieres hacerlo mediante una hipoteca, toma nota de los siguientes tips:

1- Ahorra antes de pedir tu hipoteca

Uno de los aspectos más importantes para conseguir una hipoteca barata, es tener en cuenta que entre más baja sea la financiación, mejores condiciones obtendrás. Es por ello que te recomendamos ahorrar un par de años antes de solicitar el préstamo hipotecario. Aunque no lo creas, este es uno de los errores más comunes que cometen las personas, lo que provoca que obtengan una deuda de muchos años y con intereses altos.

2- Solicita tu hipoteca acorde a tu salario.

Una regla básica es que al momento de adquirir un producto financiero, su costo no supere tus ingresos. Si vas a adquirir una hipoteca no debe pasar del 30% de tu sueldo neto mensual. Así que ya lo sabes, haz bien tus cálculos antes de asumir un compromiso de este tipo.

3-Elige el tipo de interés que más te convenga

Los tipos de interés para hipotecas pueden ser fijos, mixtos o variables. A continuación te explicamos cada uno de ellos:

  • Fijos: este tipo de intereses se recomiendan para personas que no tienen ingresos muy altos. Podemos decir que es una apuesta segura, ya que durante la vida del préstamo, este interés no tendrá variaciones. La desventaja es que suelen tener atributos menos competitivos, es decir, suelen ser más altos.
  • Variables: cambian a lo largo de la vida útil del préstamo. En la mayoría de los casos se rigen en base al euribor. Si éste presenta un cambio importante, afectará a los intereses de nuestro préstamo considerablemente. Se basa en un factor externo que no podemos controlar.
  • Mixtos: este tipo de intereses son cada vez más comunes en el mercado. Generalmente, durante 3 a 5 años se obtiene un tipo de interés fijo y después, pasa a ser variable. 

4- Comisiones y seguros a considerar.

Para adquirir una hipoteca barata es esencial conseguir comisiones bajas. Las dos más importantes son la de apertura y la de cancelación. La primera es la que se paga al principio de la hipoteca y suele estar entre el 0.5% y el 1%. La de cancelación se aplica cuando amortizamos la hipoteca en plazos adelantados y suele estar entre el 0 y el 0.5%.

Es de gran importancia analizar este punto para tratar de negociar las mejores condiciones. Esto puede marcar una gran diferencia al momento de querer ahorrar al pagar la hipoteca.

Si hablamos de seguros, estos vienen muchas veces vinculados a las hipotecas. Su principal ventaja es que si los contratas, el banco te bajará la tasa de interés. Existen seguros de hogar, protección al tipo de interés e incluso seguros de vida. Lo importante es evaluar si nos conviene contratarlos de esta forma y analizar los beneficios que obtendremos al hacerlo.

5-Evalúa cuántos años vas a pagar tu hipoteca

Como mencionamos anteriormente, adquirir una hipoteca es una decisión financiera muy importante. Es por ello que en Banqueando te aconsejamos no adquirir un producto de este tipo por un largo periodo de tiempo. Piensa que endeudarte durante tres décadas o más, no puede ser saludable para tus finanzas. Entre más corto sea el tiempo de amortización, menos comisiones e intereses deberás de pagar. Si se extiende demasiado este periodo, puedes incluso terminar pagando el doble del valor de tu bien inmueble.