medidas para ahorrar agua

10 Medidas para ahorrar agua ¡paga menos en tu factura!

Como si no fuera suficiente tener que pagar el alquiler, que si las deudas de las tarjetas de crédito, que si la gasolina, que si la cuenta del supermercado, como para también tener que pagar un cuenta altísima de servicios como el agua que utilizamos en nuestro hogar. Para evitar dejar la hucha vacía, aquí te vamos a dar una serie de medidas para ahorrar agua y a la vez ¡ahorrar dinero!

5 formas fáciles de ahorrar dinero

¿Cuáles son las mejores medidas para ahorrar agua en casa?

Te decimos algunas acciones que puedes llevar a cabo en tu día día, muy sencillas de hacer y que al final marcaran una gran diferencia. Al cuidar el agua además estarás contribuyendo con un granito de arena, para mantener un planeta más sano. Así que a empezar ¡desde hoy!

En general las medidas para ahorrar agua que te daremos a continuación se basan en una premisa principal: poner atención a su uso a la hora de realizar ciertas actividades como limpiar, ducharnos o lavar los platos. ¡Toma nota de los siguientes consejos!

  • 1- Una ducha rápida

Sabemos que sobre todo en verano cuando las temperaturas se elevan dan muchas ganas de ducharse constantemente, pero claro, sino se tiene cuidado esto puede conllevar un gasto de agua excesivo. Lo más recomendable es darse duchas rápidas, esto supondrá un ahorro de hasta 400 litros por día.

  • 2- Cuidado al lavarse los dientes

Uno de los errores más comunes y que pueden hacer que se gaste agua demás, es dejar abierta la llave mientras nos lavamos los dientes o al afeitarse. Si habitualmente lo haces, debemos decirte que de esta forma puedes llegar a gastar hasta más de 30 litros por persona al día.

  • 3- Ahorra agua mientras friegas los platos

Para fregar los platos correctamente y no gastar más agua de la necesaria, debes primeramente apilar los platos sucios de un lado. Con la llave cerrada ve enjabonándolos y pasandolos al otro lado de la pila. Ahora sí ya que has terminado con todos abre un poco la llave y ve pasandolos por debajo del chorro de agua.

  • 4- Regula la cisterna del inodoro

Un truco claśico que no puedes dejar de probar para gastar menos agua. Regula el agua del inodoro llenando dos botellas de agua y colocándolas en la cisterna. Con este método ahorrarás entre dos y cuatro litros de agua cada vez que tires de la cadena.

  • 5- Si tienes que hacer riego en el jardín…

Para hacer el riego te recomendamos utilizar un sistema que funcione a base de riego por goteo. Dependiendo de la estación del año se puede regar de la siguiente manera:

  1. Primavera y verano: no exceder el riego de 2 veces por día.
  2. Otoño: con regar una vez al día es suficiente.
  3. Invierno: podemos distanciar los riegos cada dos días o más.
  • 6- Pon atención a posibles fugas

Te recomendamos que cada cierto tiempo revises los grifos tanto del baño como los de la cocina. Recordemos que nada es para siempre y con el uso muchos de ellos pueden presentar averías. Si pasamos por alto alguna fuga la factura del agua nos puede salir cara (muy cara).

  • 7- Electrodomésticos que nos ayudan a ahorrar

Revisa que tus electrodomésticos como el lavavajillas y la lavadora tengan una etiqueta A+, A++ o A+++. Al tener estas insignias estarás ahorrando hasta un 50% de agua, debido a los ciclos ecológicos con los que cuentan estos aparatos y programas de media carga.

  • 8- Modifica tus grifos

Si puedes colocar grifos termostáticos o electrónicos mucho mejor. Con este tipo de sistemas se consigue racionalizar el agua. También puedes emplear aireadores, o reductores de caudal para gastar menos cuando utilicemos agua.

  • 9- Cuida el agua de tu piscina

Si tienes piscina en casa te recomendamos taparla para evitar la evaporación debido a las altas temperaturas. Así también evitarás que se ensucie y no tendrás que utilizar aparatos limpiafondos. Te recomendamos comprobar que no haya fugas señalando el nivel de la misma y, pasadas 24 horas, deberás comprobar que dicho nivel es el mismo.

  • 10- Reutiliza el agua

Una de las claves más importantes para ahorrar agua, es reutilizarla todo lo que se pueda. Por ejemplo si tus niños se están duchando puedes utilizar el agua que emplearon para fregar el piso. Verás como es muy fácil si nos lo proponemos y lo convertimos en rutina.