Uso de la tarjeta de crédito en verano

pago con tarjeta de credito

Estamos en verano, temporada de vacaciones y la tarjeta de crédito es uno de nuestros mejores aliados. No hay duda que el “dinero de plástico” es muy cómodo en estas fechas, pero también puede ser peligroso. En verano es cuando más aumentan los delitos con las tarjetas de crédito, por lo que hay que extremar las precauciones.

En este artículo queremos compartir contigo algunos tips que te resultarán de utilidad si siempre llevas la tarjeta contigo. De esta forma estarás prevenido para evitar cualquier clase de problema con tu tarjeta de crédito o débito.

Precauciones a seguir con la tarjeta de crédito

Es muy importante que cuando nos den la tarjeta firmemos en la parte trasera habilitada para ello. Otra alternativa es escribir la frase “Pedir DNI”, lo que aumentará más la seguridad. Nunca debemos llevar el PIN con nosotros, ni siquiera en el teléfono móvil. Hay que evitar ponérselo fácil a los ladrones, en caso de robo, o a quien pueda encontrar la tarjeta, en caso de pérdida.

Debemos comprobar que siempre está con nosotros. Si en cualquier momento detectamos que no la tenemos debemos buscarla bien y en caso de no encontrarla anularla. Todos los bancos tienen un número específico para tal fin; esto hay que comunicarlo siempre. Siempre será mejor prevenir que curar. Además, tanto si la hemos perdido como si nos la han robado, hay que interponer una denuncia.

De esta forma estaremos protegidos ante cualquier cargo que se haya hecho en la tarjeta después de poner la denuncia. Esto es algo indispensable que mirarán con lupa los del seguro de la tarjeta. Si hay denuncia y se hacen gastos a posteriori porque no se ha podido cancelar la tarjeta, los debería asumir la aseguradora.

No hay que olvidarse que hay técnicas para clonar tarjetas e ingeniería social para hacerse con sus datos. Hay que extremar las precauciones al máximo para evitar cualquier clase de estafa con nuestro dinero.

A la hora de comprar en una tienda es necesario controlar que el datáfono esté a la vista. De esta forma evitaremos que se puedan hacer dobles cargos. Si es en un restaurante podemos pedir acompañar al camarero hasta el terminal para estar presentes en el cobro. Por otro lado, muchos restaurantes ya tienen dispositivos portátiles de pago, lo que nos dará mayor seguridad.

Para finalizar, nunca hay que dar el número de tarjeta por teléfono o Internet y mucho menos el número de seguridad. Hay que evitar comprar online en tiendas que no conozcamos o no tengan https en su URL. Asimismo tampoco debemos mandar número de cuenta ni de seguridad por correo.