Revuelo en la banca por las cláusulas suelo

cuenta-negocio

La banca española acaba de entrar en una etapa que en cierta forma se esperaba. Una sentencia les obliga a pagar, y con carácter retroactivo, lo que han cobrado de más con las cláusulas suelo. Según las primeras estimaciones se espera que abonen más de 4.000 millones de euros, una cifra que no ha dejado indiferente a nadie.

Hay que destacar que para prácticamente todas las entidades bancarias de nuestro país  ha sido un duro palo dado que se esperaba que la retroactividad estuviese limitada únicamente hasta el año 2013, pero finalmente no ha sido así. Por otro lado el esfuerzo que tendrán que hacer las entidades bancarias será menor a esos más de 4.000 millones de euros debido a que ya se habían hecho provisiones en el pasado, por lo que pudiera pasar.

¿Cuánto devolverán los bancos por las cláusulas suelo?

Ya se sabe cuánto tendrán que devolver los principales bancos de nuestro país, como por ejemplo Banklia. Esta entidad tendrá que aprovisionar unos 100 millones de euros, que con la retroactividad esa cifra subirá hasta los 200 millones.

De BBVA se sabe que han asumido parte de la factura. La razón es porque en el año 2013 llegaron a anular todas las cláusulas suelo después de una sentencia del Tribunal Supremo español.

El Banco Popular lo tendrá más difícil dado que se estima que tendrá que abonar unos 354 millones de euros tras la sentencia del TJUE. Esto ha hecho que sea uno de los bancos que más han caído en las bolsas, con caídas que pueden llegar a superar el 6%

Se estima que el Santander, Bankinter y BMN tendrán que hacer frente a unos 45 millones de euros, la cifra de Liberbank se estima en 85 millones, Unicaja 150 y quien parece que peor lo tiene es CaixaBank con un impacto de unos 1.250 millones de euros, de los cuales 515 ya están provisionados.

Der esta quema se libra el Banco Sabadell dado que han asegurado que las cláusulas suelo que han comercializado no han sido declaradas como nulas debido a los tribunales, razón por las que no se encuentran afectadas por la sentencia del TJUE.

Está claro que era algo que se veía venir y que se ha convertido en una de las noticias del momento. Sin duda, malas noticias para los bancos y buenas para aquellas personas que, hipotecadas o no, les será devuelto el dinero cobrado de más.