¿Por qué es recomendable ahorrar tras el verano?

hucha-de-ahorro

La cuesta de enero era hasta hace no demasiado tiempo uno de los peores momentos del año para nuestro bolsillo, pero ahora hay otra época en la que tenemos otra cuesta a la que hacer frente, después del verano. Tras las vacaciones y sus gastos asociados, la economía doméstica posiblemente no esté como quisiéramos y es necesario recuperarse. Es importante equilibrar nuestro nivel del ahorros cuanto antes, por eso, siempre podemos buscar propuestas como las que nos ofrece el Depósito Facto, para recuperarnos de los gastos estivales, y por qué no, también para ahorrar.

No estamos acostumbrados a ahorrar

Seamos sinceros, no siempre ahorramos lo que podemos, sobre todo porque no estamos acostumbrados a hacerlo. Siempre asociamos que ahorrar es tener que privarnos de muchas cosas, pero no necesariamente debe ser así.

Con un depósito a plazo fijo no solo podremos ahorrar sino generar intereses poco a poco. ¿Qué depósito me conviene? ¿Con cuál tendré mayores beneficios? Son preguntas que seguramente nos formularemos y a las que hay que poner respuesta.

¿En qué hay que fijarse antes de contratar un depósito?

Hay que estudiar la solvencia de la entidad que nos ofrece el depósito. Aunque podemos buscar opiniones de personas que tienen contratado el mismo depósito que nos interesa, no son opiniones que podamos verificar al 100%.

Para asegurarnos de la solvencia de una entidad hay que hacer un “estudio de campo”. Podemos echar un vistazo a los ratings de solvencia que proporcionan las agencias de calificación a la entidad a la que queramos contratar el depósito.

Asimismo, debemos asegurarnos que la entidad esté adherida al Fondo de Garantía de Depósitos, lo que hará que nuestro dinero esté protegido con hasta 100.000 euros por entidad y titular en caso de que ésta quiebre.

Tampoco hay que olvidarse de las opciones que nos brinda Internet. Mediante la red podremos contratar un servicio de estas características de la forma más cómoda, fácil y sobre todo muy segura.

Las vinculaciones no son necesarias

Aunque hasta ahora hemos visto que para poder conseguir mejores condiciones a la hora de contratar determinados productos bancarios había que “casarse” con los bancos, ahora esto no es necesario.

Actualmente existen propuestas en el mercado que nos garantizan la rentabilidad de un depósito sin tener que aceptar todas las condiciones que nos ofrece una entidad para obtener beneficios.

Otro aspecto de importancia es que el depósito nos ofrezca la posibilidad de contar con cierta frecuencia de liquidez. Normalmente se suelen abonar los intereses al vencimiento del depósito, aunque hay interesantes opciones que lo hacen de manera periódica, por ejemplo de manera trimestral.

Características del Depósito Facto

Ahora que conocemos lo que hay que tener en cuenta antes de contratar un depósito bancario, hacemos referencia al Depósito Facto del que os hablábamos al principio de este artículo.

Se trata del primer producto de ahorro que ofrecen desde la Banca Farmafactoring en nuestro país. Con él tendremos una rentabilidad incluso mayor que los depósitos tradicionales y podremos elegir el día de vencimiento, desde los 3 hasta los 60 meses, lo que es toda una ventaja.

Contratar este depósito es de lo más fácil y se hace en tres sencillos pasos. Primero hay que completar con nuestros datos personales y fiscales un formulario que encontraremos en su web.

Tras su validación nos proporcionarán un usuario y contraseña para acceder a la zona de clientes. También hay que firmar el contrato, pudiendo hacerlo de manera online o imprimiéndolo, firmándolo de manera tradicional y enviándoselo por correo ordinario.

El último paso es hacer una transferencia desde nuestra cuenta bancaria a la nueva Cuenta Facto. En el momento que se haya hecho efectiva la transferencia ya podremos gestionar el Depósito Facto.

Y ahora… ¿cuál es tu excusa para no ahorrar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *