Qué hay que tener en cuenta antes de firmar una hipoteca

edificio-de-viviendas

Comprar una vivienda es uno de los gastos más importantes que se puede hacer a lo largo de nuestra vida. Por ello, es necesario saber bien qué es lo que se va a contratar con una hipoteca antes de estampar nuestra firma y, posiblemente, no arrepentirnos después de no habernos fijado en determinados aspectos.

Aspectos que hay que tener presentes antes de firmar una hipoteca

El interés es uno de los puntos más destacados que hay que mirar antes de la firma de una hipoteca. De hecho, siempre recomendamos que no hay que elegir la primera que nos ofrezcan, por muy buena que nos parezca. Siempre hay que mirar unas cuantas y estudiar a fondo los pros y los contras de cada una y los intereses son una de las piedras angulares a la hora de decidir si contratamos o no determinada hipoteca.

Las hipotecas tienen ciertas comisiones, como la de apertura, aunque hay algunas que no la tienen, pero a cambio hay que tener ciertas vinculaciones. Hay que conocer cuáles son los gastos de cancelación o total de la hipoteca, novación, amortización anticipada, etc., puntos que se deben tener muy presentes y que encarecerán la hipoteca.

Las vinculaciones son algo muy presente en prácticamente la mayoría de las hipotecas que hay actualmente en el mercado. A más vinculaciones, mejor diferencial bancario obtendremos. Algunas de estas vinculaciones suelen ser domiciliación de la nómina, contratación de una tarjeta de crédito o débito y hacer un gasto mínimo al año, contratación de un seguro de vida y hogar y/o plan de pensiones, domiciliación de recibo, etc.

También es muy aconsejable saber antes de firmar si se puede flexibilizar el pago de la hipoteca en caso de que lleguen las vacas flacas. Algunos bancos permiten la reducción de la cuota de manera temporal, razón por las que algunas personas prefieren ir sobre seguro y buscan esta opción a la hora de analizar las hipotecas.

Dependiendo de la entidad, lo que se pagaría solo son los intereses, pero no se amortizaría el capital. En cuanto al tiempo de carencia sería algo para consultar con el banco dado que no todos ofrecen lo mismo.

Pueden parecer detalles obvios, pero quizá por el hecho de serlo, no todo el mundo acaba pensando en ello. Recuerda que una hipoteca es un paso muy importante y lo más aconsejable es darlo correctamente, de ahí la importancia de tener controlados estos aspectos tan importantes.