Petición del BCE para establecer límites de créditos morosos

progresion economica positiva BCE

Desde el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE) han solicitado al sector bancario europeo poder establecer límites en lo relacionado a los créditos morosos cuando la cobertura mediante provisiones esté por debajo de la trayectoria predefinida, siempre en base al tiempo que el crédito lleve clasificado como moroso. Si se consigue llevar a cabo la petición, podría ocasionar un incremento en cuanto a las provisiones de los bancos pertenecientes a la eurozona que aumentaría en torno a los 73.000 millones de euros.

Así son las medidas propuestas por el BCE

Esta información es la que revela el estudio llevado a cabo por BBVA Reseach, servicio de estudios de BBVA acerca de la situación de la banca. En este estudio se hace referencia a la adenda de la guía acerca de préstamos dudosos de la entidad, la cual se aplica a los bancos que están supervisados por la autoridad presidida por Mario Draghi.

Según se ha informado, esta medida afecta directamente a los préstamos nuevos o ya existentes que han pasado a ser morosos después del 1 de abril del presente año. A pesar de ello, el BCE está estudiando la posibilidad de introducir una normativa adicional para aquellos que se clasificaron de esa forma antes de esa fecha.

Gracias a ello, desde el BCE se anima a los bancos a que puedan cerrar sus déficits de provisiones contabilizando el nivel máximo de las mismas de acuerdo a la norma contable que se pueda aplicar. Si eso no es suficiente deben ajustar su capital de nivel 1 ordinario por propia iniciativa. En caso contrario, el BCE tendrá potestad de aplicar medidas más estrictas.

Con estas medidas se pretende que los créditos morosos deben tener una cobertura del 100% en dos años si no tienen colateral o en siete si se encuentran garantizados con colateral y tienen una trayectoria lineal, sin importar si hace más de 90 días de su vencimiento o si únicamente resulta improbable que se lleguen a pagar.

Se ha informado que será el próximo año 2021 cuando se realice la primera verificación de cumplimiento de esta agenda, dejando claro que el primer requisito es tras dos años de antigüedad de los morosos.

Los países que soportarán el mayor impacto de esta petición del BCE y de Bruselas serán Francia e Italia, con un incremento de más de 8.000 millones de euros. Posteriormente estaría España, con 3.000 millones y con 2.000 se situaría el Reino Unido.