Orange quiere entrar en el sector financiero

orange

Una de las últimas noticias del momento es la tendencia que están teniendo actualmente las principales firmas de telecomunicaciones. Desean entrar en el sector financiero, como por ejemplo Orange, compañía que ha anunciado el lanzamiento de su propio banco en España. Esto se llevará a cabo el próximo año 2018 al igual que sucederá en Bélgica y en Francia.

Orange está decidida a entrar en el sector financiero

El presidente y consejero delegado de Orange, Stéphane Richard, confirmó cuáles serán los planes de la compañía. Se diversificarán en el negocio financiero y ofrecerán diferentes servicios de pagos móviles, transferencias bancarias mediante SMS así como tarjetas de crédito y débito entre otros.

Uno de los grandes pilares de su estrategia es la búsqueda de nuevas formas de ingresos y también del aprovechamiento extremo del conocimiento de los clientes con el que cuentan las compañías de telecomunicaciones como esta.

Se llamará Orange Bank y buscará conseguir los permisos para poder operar como banco en todos los mercados donde opera la compañía. Por ejemplo, en Francia, el lanzamiento de esta entidad se llevará a cabo el próximo día 16 de julio. Esta noticia ha sorprendido al sector bancario francés, conocido por ser siempre muy conservador y menos dinámico que el español.

De esta forma, Orange se sube al mismo carro que al que ya se han subido otros gigantes de la tecnología como son Apple, Google o Amazon, con una gran capacidad financiera, una tendencia que seguirá teniendo un gran crecimiento.

Para poder llevar a cabo su estrategia, Orange tiene pensado trasladar su estilo comercial del sector de las telecomunicaciones a la banca por Internet. Para ello se han prometido tarjetas de crédito gratuitas, acceso gratuito a cajeros automáticos, mantenimiento de la cuenta gratuito a cambio de una actividad mínima, etc.

La principal clave de su rentabilidad se situará sobre todo en la venta de otros productos que estarán asociados a la actividad bancaria como pueden ser los seguros de vida, los créditos al consumo de hipotecas, etc.

Según se ha adelantado, otra de las claves más destacadas será que el 85% de las interacciones que tienen los usuarios con los bancos ya se pueden ofrecer mediante la telefonía móvil. Puede que esto sea un paso para que se reduzcan aún más las oficinas bancarias físicas.

¿Cuál será el nivel de aceptación de esta propuesta? ¿Y cuál será el movimiento de los bancos tradicionales ante la llegada de estos nuevos actores?