minicréditos con asnef

Minicréditos con ASNEF: ¿Es posible conseguirlos?

Algunos de los clientes más frecuentes de las compañías financieras especializadas en microcréditos son aquellos que figuran en bases de datos de morosidad, como ASNEF. Que tus datos estén en este tipo de listados significa que la banca no te concederá ningún préstamo, por lo que quedarás fuera del mercado crediticio tradicional.

Por esta razón los minicréditos con ASNEF son la única opción de financiación a la que pueden acceder estas personas, debido a que estas entidades financieras especializadas en minipréstamos en ocasiones, no consideran el figurar en estas listas una causa para rechazar la solicitud de un crédito.

Estas empresas, como Cashper.es, son la solución para estas personas en los momentos en los que surjan gastos extra ineludibles. Sin embargo este servicio debe ser usado con responsabilidad. A pesar de la facilidad con la que puedes realizar la solicitud de estos minicréditos con ASNEF, debes valorar si este producto te ayudará con tus problemas puntuales de liquidez o si sólo te causará más dificultades.

¿Qué factores hay que tener en cuenta?

Si estás pensando en solicitar uno de estos minicréditos con ASNEF debes tener en cuenta lo siguiente:

  • ¿Realmente te hace falta el dinero? ¿Has agotado todas las demás posibilidades de financiación? Debes tener presente que, además de reembolsar la totalidad del micropréstamo, también deberás abonar los intereses que la empresa te imponga.
  • El importe máximo de estos préstamos no suele superar los 500 euros y la realización del trámite lleva unos minutos. Por estas razones, nos encontramos ante un producto financiero muy útil para aquellos casos puntuales en los que hace falta un poco más de liquidez.
  • No todas las entidades especializadas en minipréstamos los conceden a las personas incluidas en los registros de morosidad, por lo que, si es tu caso, tendrás que buscar aquellas que sí lo hacen.
  • Aunque normalmente no es aconsejable solicitar un préstamo para pagar otro, puede ser interesante pedir un minicrédito para abonar aquella deuda por la que estés incluido en la lista de ASNEF. Las consecuencias de figurar en una de estas bases de datos son muy negativas y, si no te haces cargo de tu deuda, dichas consecuencias pueden perseguirte durante mucho tiempo. Por ello, reembolsar el importe que debas tiene que ser una de tus prioridades.
  • Usa la calculadora que aparece en las páginas web de estas compañías, ya que te ayudarán a calcular las condiciones exactas del préstamo que quieras solicitar. Esta calculadora te proporcionará la cantidad exacta que deberás abonar cuando llegue el momento de efectuar la devolución del crédito. Uno de los aspectos positivos de este tipo de producto es que no sufren cambios, por lo que no se te harán cargos que no estuvieran estipulados en el momento de la solicitud.
  • Debes tener claro cuáles son las condiciones del préstamo en el momento en el que lo pidas, ya que, de vez en cuando los honorarios y los recargos por retrasos en el pago pueden variar. Por eso puede ocurrir que tu solicitud sea rechazada a pesar de haber pedido un crédito con anterioridad y que éste te fuera concedido. En este caso, es recomendable que te pongas en contacto con el servicio de atención al cliente de la empresa para que resuelva todas las dudas que puedas tener.

Como ha quedado explicado anteriormente, si te encuentras en un apuro económico puntual puedes acudir a los minicréditos con ASNEF, siempre siguiendo nuestras recomendaciones en cuanto a la responsabilidad con la que debe tomarse este producto.