Microcréditos, ayuda para la economía doméstica

ventajas-de-los-microcreditos

La economía doméstica es uno de los aspectos financieros que debemos controlar en nuestro día a día, aunque a veces se presentan imprevistos a los que no podemos hacer frente y sabemos que pedir un crédito al banco para ello supondrá más gastos. En este caso contamos con los microcréditos, un consolidado sistema de financiación que nos ayudará a solventar la situación de la manera más fácil.

Gracias a la flexibilidad que ofrecen los microcréditos no solamente podremos utilizarlos para imprevistos sino también para pagar alguna factura atrasada o como ayuda para las vacaciones por ejemplo, pudiendo ser devueltos en muy poco tiempo y con unos intereses mínimos, razón por la cual están teniendo tanto éxito actualmente.

Ventajas de los microcréditos

El acceso a esta clase de financiación es una gran ventaja para todo el mundo porque los requisitos son bastante reducidos y para que acepten la solicitud se debe ser mayor de edad, tener residencia legal en España, contar con un teléfono móvil y lo obvio, una cuenta bancaria.

Además de la flexibilidad y los pocos requisitos necesarios, los microcréditos tienen la ventaja de que son muy rápidos, prácticamente instantáneos, lo que permitirá a toda aquella persona que lo necesite de manera urgente, disponer de efectivo en el momento deseado, con un plazo máximo que suele estar en 24 horas, algo que puede sacar de un aprieto a más de una persona.

La primera vez que se solicita suele tardar un poco más por cuestiones de operatividad y verificación de datos, pero a partir de la segunda solicitud de microcrédito, y siempre que se haya saldado el anterior, el depósito de dinero es prácticamente instantáneo.

Otro punto destacado es que no hace falta justificar para qué se va a utilizar el dinero y además es un proceso 100% anónimo, donde la confidencialidad está asegurada. Sólo serán conocedores de la transacción la persona interesada y la entidad emisora. Además, para proporcionar más seguridad, todos los datos son tratados con el máximo rigor y cumpliendo todos los requisitos que exige la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de que los microcréditos tienen una tasa de interés más baja y en muchos casos la devolución va acorde a la capacidad de pago del deudor, de forma que no exista la capacidad de sobreendeudamiento, uno de los grandes problemas a los que se enfrentan muchas personas al solicitar un crédito a una entidad bancaria.