Los expertos son más optimistas tras las últimas caídas de los mercados financieros

Optimismo tras la caída de los mercados financieros

 

Los recortes no vinieron de la economía, los resultados empresariales o la geopolítica

Un fuerte descenso en los mercados financieros, incluso si viene seguido de un rebote, puede suponer un ‘shock’ para los inversores. Los analistas consultados por iFOREX reconocen que hemos tenido unos pocos recortes en las últimas semanas y que se han visto agrandados por el hecho de que nos habíamos acostumbrado a niveles récord de baja volatilidad, lo que ha hecho los descensos más impactantes.

Sin embargo, los expertos con los que hablamos en iFOREX nos recuerdan que estos descensos, vistos en su contexto, no son tan importantes como puede parecer y no son ni mucho menos tan sorprendentes como podrían aparentar a primera vista. De hecho, los ven como una corrección sana, pues se trata de una depreciación en los índices de poco más de un 10%.

Así, los expertos a los que ha tenido acceso iFOREX se dicen más positivos con los fundamentales del mercado ahora, una vez terminada esta primera corrección, si bien reconocen que una mayor volatilidad va a ser la tónica a partir de ahora, pues ha venido para quedarse, apuntan.

Además, la corrección no era algo que no se pudiera prever o que, incluso no se esperaran los expertos considerando la euforia en los mercados de acciones y las condiciones financieras globales, que eran de las más acomodaticias nunca registradas. Para los expertos consultados por iFOREX, unos tipos de interés más altos en Estados Unidos, un posible repunte de la inflación, un dólar estadounidense más débil y los crecientes déficits económicos de muchos países fueron los detonantes de las caídas.

Si bien, dicen, el descenso desde los máximos (12%) no está fuera del rango de lo que se consideraría como normal, sí es cierto que ocurrió más rápido de lo habitual, señalaron a iFOREX. La mayor popularidad del trading mediante algoritmos, una inversión normalmente asociada a la volatilidad, impulsó la velocidad de la caída.

Lo importante, no obstante, es que la bajada no estuvo impulsada por miedos a la mala evolución económica, el colapso de los beneficios empresariales o las perspectivas de algún tipo de riesgo geopolítico. Para los expertos consultados por iFOREX lo relevante es que los bonos de las empresas no sufrieron esas ventas masivas, ni siquiera en los activos de mayor riesgo, que lo hicieron relativamente bien.

Y puesto que las acciones han caído y no lo han hecho las previsiones de beneficios empresariales, las valoraciones de las acciones son más atractivas ahora. La ratio PER (precio/beneficio) de las empresas del índice S&P 500 bajó al 16 desde el 18 y eso hace pensar a muchos analistas que el índice estadounidense puede alcanzar los 3.000 puntos -en el mejor de los casos- en los próximos doce meses.

Por todo ello, los expertos consideran que es un buen momento para que los inversores diversifiquen sus carteras. Dicen que los mercados de deuda podrían continuar bajo presión, pero que los mercados bursátiles apuntan claramente al alza, aunque señalan que habrá de vigilarse el nivel de la inflación y las expectativas, así como las revisiones de beneficios empresariales para garantizar esta percepción optimista para los próximos meses.