Los ahorradores catalanes apuestan por ahorrar fuera de Cataluña

billetes-de-50-euros

Desde que varias entidades bancarias como  el Banco Sabadell y CaixaBank (entre otras) avanzaron que se llevarán sus sedes sociales fuera de Cataluña debido al proceso independentistas, cada vez son más ahorradores catalanes los que se llevan su dinero fuera de esta comunidad autónoma.

Los ahorradores catalanes apuestan fuera de Cataluña

Según diferentes fuentes financieras, durante los últimos días se ha experimentado un notable aumento de cuentas bancarias fuera de Cataluña coincidiendo con la situación socio-política que se está viviendo y también por la posibilidad de que el Parlamento de Cataluña apruebe la declaración unilateral de independencia que, supuestamente, será esta semana.

Durante estos días diversas fuentes han explicado que cada vez son más clientes los que se acercan a las oficinas, con una gran preocupación de cómo podría afectar la declaración de independencia al dinero que tienen guardado. Muchas personas no se fían y después de tantos escándalos es lógico que quieran salvaguardar sus ahorros y no están dispuestos a que nada les arrebate su dinero ni siquiera a que pueda estar en peligro.

Muchos catalanes se han desplazado a localidades cercanas a Cataluña, especialmente en Aragón y Valencia. Una de las soluciones que ofrecen algunas entidades es la de abrir una cuenta fuera de Cataluña pero poder gestionarla desde su oficina habitual.

Unas de las imágenes de las jornadas pasadas fueron las colas que se formaron en algunas localidades aragonesas donde muchos ahorradores catalanes esperaban hasta dos y tres horas para poder abrir una cuenta y transferir diferentes cantidades de dinero a entidades fuera de su comunidad.

Las cantidades son de lo más variado, algunas personas llevan desde 3.000 o 5.000 euros hasta otras que han llegado a llevar hasta 300.000 por miedo a que pueda suceder una especie de corralito, por ejemplo, y eso es lo que nadie quiere.

Las fuentes consultadas destacan que la media de las imposiciones que se han hecho, corresponderían a cantidades ligadas a ahorros a largo plazo, aunque también son de empresarios que tienen una mayor capacidad financiera.

Además de estos cambios llevados a cabo a nivel presencial, se ha registrado otro cambio de importancia, con grandes movimientos de fondos a través de Internet y en algunos casos mediante llamadas telefónicas.

Ante este movimiento y sobre todo de la incertidumbre que hay entre la población, Luis de Guindos, ministro de Economía, ha subrayado que los clientes de los bancos de Cataluña no tienen nada que temer, dado que son bancos españoles y también son europeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *