Las cuentas infantiles, una forma de fomentar el ahorro

Muchos padres deciden abrir una libreta de ahorro para sus hijos en el mismo momento en el que nacen. De este modo ingresan ahí todos los regalos económicos que su hijo va recibiendo y también una cantidad mensual para que en el futuro el pequeño pueda, por ejemplo, pagarse unos estudios.

cuentas-infantiles
Enseña a tus hijos a ahorrar con las cuentas infantiles

Hoy en Banqueando os mostramos algunas de las cuentas infantiles más rentables y mejores para vuestros hijos aprendan el valor del ahorro.

Normalmente, estas cartillas infantiles son para personas menores de quince años, aunque en algunos casos llegan hasta la mayoría de edad y el cliente se compromete con una cantidad que debe de ingresarse periódicamente, normalmente en cuotas mensuales.

Cuando el niño tiene cierta edad, es buena idea incentivarlo a que deposite en la cuenta parte de los regalos en metálico que reciba en Navidad o por su cumpleaños, enseñándole de este modo las ventajas de ahorrar.

Las diferentes cuentas infantiles

Vamos a establecer una comparativa entre cinco de estas cuentas,  para que se puedan ver las diferencias que existen entre unos productos y otros.


Cuenta

TAE

Cuota mensual

Edad máxima

Cuenta Aegon Junior 1,50% 50 € mínimo 15 años
Cuenta infantil Triodos 0,60% No hay 18 años
Cuenta Naranja Mini 0,70% No hay 18 años
Cuenta Junior Open Bank 0,45% No hay 14 años

Las diferencias entre las cuentas

Llama la atención que la cuenta Aegon Junior tiene unos intereses sensiblemente mayores a las otras cuentas estudiadas. Es cierto, pero va asociada a un plan de ahorro, con una cuota mínima de 50 euros mensuales. Aun así sigue siendo sin duda la mejor de las cuentas que se analizan.

En los otros tres casos, se trata de libretas de ahorro al uso, sin un plan de ahorro asociado, sino que se pueden introducir las cantidades que se desee cuándo se desee. A cambio de una menor rentabilidad se obtiene una mayor flexibilidad. El mejor ejemplo que se ha podido encontrar es la cuenta Naranja Mini, ya que ofrece los mayores intereses, permite que la cuenta esté abierta hasta los 18 años y es la más permisiva, en la línea de los productos de ING Direct.

Las tres cuentas son cuentas en las que no hay gastos, en las que no se permiten domiciliaciones y en las que se puede retirar todo o parte del dinero con total libertad.  Tanto en Triodos como en la Junior de Openbank, se pueden contratar planes de ahorro asociados a la cuenta, pero como se trata de productos personalizados tendría que estudiarse cada caso de modo individual.

Cada cliente debe de elegir si quiere mayores intereses, creando una cuenta que no se va a tocar hasta que el menor necesite disponer del dinero al final del contrato, o una mayor flexibilidad.