La tecnología se apodera de los bancos

aplicaciones-bancarias-moviles

Renovarse o morir, esa es una de las frases que seguramente habremos escuchado en infinidad de ocasiones durante nuestra vida y es una verdad inequívoca. Eso lo saben muy bien los bancos y son conscientes del boom tecnológico que estamos viviendo actualmente; por ello no dan puntada sin hilo y llevan tiempo atreviéndose con todo, evolucionando y ofreciendo a todos los usuarios  un variado número de dispositivos tecnológicos.

La tecnología de hoy en los bancos

Cuando el uso de los teléfonos móviles para acceder a Internet superó a las conexiones de los ordenadores tradicionales, los bancos supieron que ante ellos se abría una formidable oportunidad de negocio.

No tardaron mucho en comenzar a lanzar aplicaciones para que todos los clientes pudieran realizar sus operaciones bancarias desde la palma de su mano, a golpe de toques sobre una pantalla. Y acertaron, hoy en día se gestionan millones de cuentas bancarias desde la comodidad de un teléfono móvil, sin necesidad de tener que esperar colas o de tener que madrugar para ir al banco antes de entrar a trabajar o a estudiar.

Hoy en día son muchas las aplicaciones que permiten no solo gestionar nuestras operaciones bancarias desde el móvil sino también realizar pagos con aplicaciones como  Facebook Pay, Googe Wallet, Twyp o Paypal por ejemplo o incluso ImaginBoard, una aplicación que permite enviar dinero a tiempo real mediante las conocidas plataformas WhatsApp, Telegram o Facebook Messenger.

Otras de las propuestas bancarias relacionadas con la tecnología son aquellas que nos permiten contratar cuentas bancarias mediante Internet con tan solo hacerse un selfie, algo que estamos viendo anunciado en los medios.

En este caso, para crear la cuenta hay que hacerse un selfie a modo de foto de carnet, rellenar los datos que nos piden y posteriormente aceptar una videoconferencia para que uno de los gestores bancarios verifique que somos realmente quienes aparecemos en la fotografía. Esto es algo que se puede hacer desde BBVA o desde Self Bank.

Tampoco hay que olvidarse de EVO Banco, porque utilizan la videoconferencia y autenticación biométrica como método de verificación de la información proporcionada por el usuario y de esta forma asegurarse de que la persona es quien realmente asegura ser con la fotografía.

Una de las ventajas para los bancos es que se utilizan aplicaciones basadas en la biometría que tendrán en cuenta muchas de las características y rasgos principales de la cara de los clientes. Otra alternativa es que el banco pueda facilitar sus datos laborales gracias a la red social LinkedIn, con lo que el banco podrá completar la ficha de cliente de una manera mucho más fácil.