La justicia ratifica la presencia de cláusulas abusivas en hipotecas de BBVA y Banco Popular

cláusulas abusivas

El Tribunal Supremo ha desestimado los recursos presentados por BBVA y Banco Popular contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de hace casi tres años. Todo se inició como parte de una acción colectiva que interpuso la OCU donde se pedía la nulidad de muchas de las cláusulas (consideradas cláusulas abusivas) de varios contratos bancarios de estas entidades.

La sentencia aprecia la nulidad por abusiva, exactamente por una cláusula de vencimiento anticipado que estaba en los préstamos hipotecarios de BBVA. Esto daba poder a la entidad para exigir de manera anticipada la devolución de la totalidad del préstamo por la falta de pago de cualquiera de las cuotas.

Se sostiene que la validez general que tienen las cláusulas de vencimiento anticipado no exime de la posibilidad de que éstas sean consideradas como abusivas. El tribunal consideró que la cláusula de BBVA no llegaba a superar los estándares exigibles dado que no modulaba la gravedad del incumplimiento teniendo en cuenta tanto la función como la cuantía del préstamo.

Asimismo no permitía al usuario poder evitar su aplicación mediante una conducta diligente de declaración, posibilitando la resolución del préstamo solamente por el incumplimiento de un solo plazo, aunque fuese parcial. En la sentencia también se declaran nulas aquellas cláusulas que imponen al consumidor los costes derivados de la concertación del contrato a causa de la intervención notarial y registral así como el pago de tributos en los que el sujeto pasivo es la entidad bancaria.

Cláusulas abusivas y cláusulas suelo

La sentencia también considera como nula la cláusula suelo en el préstamo hipotecario del Banco Popular debido a que no cumple las exigencias mínimas de transparencia. También reafirma la nulidad de la cláusula suelo del contrato de BBVA, la cual había sido declarada en anteriores sentencias.

Otras de las cláusulas que han sido declaradas nulas son aquéllas que imponen al consumidor el pago de los gastos pre-procesales, procesales o de honorarios de abogado y procurador que hayan sido contratados por la entidad que realiza el préstamo hipotecario. Respecto al interés de demora, la sentencia declara nulo por abusivo el tipo fijado en el préstamo hipotecario del BBVA al 19% y aplicando ese criterio establecido en lo relacionado con los préstamos personales, se considera que la nulidad afectará al exceso respecto del interés remuneratorio que se haya pactado.

De esta forma, han sido declaradas nulas nada menos que 32 cláusulas de los contratos de esas entidades bancarias, las cuales tendrán que eliminar la cláusula suelo de sus contratos y devolver lo que se ha cobrado de más.