Hipoteca Vital Renta de Caja Vital

Dentro de la extensa oferta de préstamos hipotecarios que pone a disposición de sus clientes la Caja Vital, hoy nos detenemos en la hipoteca denominada Hipoteca Vital Renta. Y es que nos ha interesado por el hecho de que no es de las típicas hipotecas de las que hablamos habitualmente, sino que estamos ante una de las hipotecas denominadas hipotecas inversas.

2_6_1_g1

Es decir, es de las hipotecas en las cuales se pide un préstamo al banco que va abonando mensualmente en la cuenta de los hipotecados y en cuya garantía se sitúa un inmueble propiedad del solicitante.

Para acceder a la Hipoteca Vital Renta será por lo tanto necesario tener mas de 65 años y una vivienda en propiedad libre de cargas. La pueden contratar una o dos personas, siempre que ambas sean propietarios de la vivienda. Es la forma empleada por diferentes jubilados para complementar los ingresos procedentes de su pensión de jubilación.

Por lo tanto se puece concebir esta hipoteca como una cuenta de crédito con garantía hipotecaria, que se va incrementando cada mes, por las rentas que se van pagando al beneficiario.

La renta mensual a percibir depende del valor de la vivienda, de la edad del solicitante (cuanto mayor sea la edad, mayor renta se percibirá) y de sus preferencias sobre cómo recibir el dinero -por ejemplo, se puede solicitar una disposición incial extraordinaria

Existen dos tipos de rentas:
– Temporal: Se reciben por un periodo determinado
– Vitalicia: Se reciben hasta el fallecimiento del último de los titulares. No se les reclamará nada mientras vivan.