Hipoteca fija o variable, ¿cuál conviene?

hipoteca

Como ya sabemos, nos encontramos en un entorno donde los tipos de interés están muy bajos y que todo puede cambiar y el Euribor, tarde o temprano dejará de estar como está en negativo y comenzará a subir. Si tienes pensado buscar una hipoteca, seguro que querrás saber qué es lo que mejor te conviene si fija o variable.

¿Qué hipoteca elegir?

Es muy importante tener en cuenta cuál es la opción que más conviene en cada caso. Por ejemplo, para quienes no lo sepan: las hipotecas fijas cuentan con un diferencial (que es el interés que cobra el banco por prestar dinero para la adquisición de una vivienda) más alto que el de las hipotecas variables.

De esta forma, garantizan que el hipotecado tenga siempre la misma cuota, independientemente de lo que pase con los tipos de interés, que en definitiva son los que marcan la cotización del Euribor, indicador de referencia para calcular las hipotecas.

Con el actual entorno, con el Euribor en negativo desde hace mucho tiempo, las hipotecas variables son las ganadoras. Es necesario tener en cuenta que durante el tiempo de amortización de una hipoteca los tipos de interés vivirán diferentes subidas y bajadas.

Llevamos tiempo en un entorno positivo para los hipotecados y los especialistas del sector aseguran que esto está llegando a su fin, comienza una etapa alcista en la que se recomienda la contratación de hipotecas fijas, por lo que pudiera pasar y que nadie se lleve ninguna sorpresa inesperada.

Actualmente, las hipotecas variables más baratas que podemos encontrar en el mercado y que tienen diferenciales de Euribor por debajo del 1%, destacan algunas de las ofrecidas por entidades como Abanca, Banco Santander, BBVA, Bankinter, COINC, Ibercaja, ING, Liberbank, Openbank o Targobank entre otras.

A pesar de ello, no hay que olvidarse que los bancos exigen cierta vinculación, lo que obliga a los futuros hipotecados a contratar diferentes productos como seguros, planes de pensiones o incluso una alarma y también algunos requisitos como domiciliar la nómina y varios recibos como la luz, el gas, agua, etc.

Si se prefiere elegir una hipoteca fija, es necesario recordar que las más económicas cuentan con un diferencial que está por debajo de un 2%. Entre ellas destacan las de Bankinter, COINC, Liberbank y Targobank, mientras que el resto de bancos cuentan con un interés superior. No hay que olvidarse de comprobar los gastos de financiación, los cuales suelen situarse en torno a un 10% del precio final de la vivienda.