FMI: el crecimiento mundial será notable y fuerte

FMI

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha destacado recientemente que el crecimiento mundial será notablemente más fuerte y estará mejor repartido en este 2018, algo que podría hacer que se regrese a los niveles medios que estaban antes de la llegada de la crisis mundial que comenzó entre los años 2007 y 2008.

El FMI asegura que el crecimiento mundial será notable

En unas recientes declaraciones a la prensa, Lagarde explicó que durante el año 2017, y por primera vez en mucho tiempo, se han revisado al alza las previsiones de crecimiento en el mundo que se tenían desde el FMI. Asegura que la recuperación será más fuerte y estará mejor repartida y donde no serán solo los países emergentes los que impulsarán esta recuperación.

Dejó claro que este crecimiento es ideal para poder proseguir con las reformas estructurales que se han planeado, se han comenzado a hacer o también para decidirse a ponerlas en marcha.

Desde el FMI se prevé también que la tasa de crecimiento mundial llegará al 3,6% para el presente año. Para Lagarde, esta situación supone un claro avance porque se llegará aproximadamente a los niveles medios que había en las dos décadas precedentes a la crisis financiera que todos hemos vivido recientemente.

Asimismo asegura que la zona euro goza de una importante solidez si se compara con hace una década y que la moneda única va bien, aunque ha querido abogar por la total unión monetaria, una creación magistral único que se convierte en una alternativa a China y a Estados Unidos, traduciéndose en diferentes proyectos sociales y también de cooperación fuera del viejo continente.

También ha hablado sobre Estados Unidos, asegurando que este país ha llegado a alcanzar su potencial de crecimiento en un 2% pero que solamente podría ser superado con una mayor productividad, algo que resulta difícil dentro del entorno de la robotización y las nuevas tecnologías.

Por otro lado, ha insistido en la llamada del FMI a las autoridades de China para que controlen su expansión de crédito a las empresas, las cuales no siempre son sólidas, hasta tal punto que algunos analistas las consideran como empresas zombis.

Para finalizar, también habló sobre África y estima que este continente puede ser “el continente del futuro o de los dramas” y de ello dependerá el control de la demografía y también de las políticas de desarrollo que se lleven a cabo.