España y la guerra de las comisiones

tarjetas-de-credito

Aún no ha comenzado 2017 y parece que estamos viendo la que se nos avecina con el tema de las comisiones de los bancos. Las entidades bancarias se imponen a esa imperante necesidad de frenar la caída de su negocio tradicional debido a los tipos  0 que se encuentran, comprometiendo la rentabilidad que habían tenido hasta ahora.

Por ello, poco a poco hemos visto cómo se han hecho diferentes movimientos para no solo no perder dinero sino para ganarlo. Un claro ejemplo es el del Banco Santander, quien anunció que subiría las comisiones de su producto de ahorro estrella, la Cuenta 1 2 3, algo que ha provocado un gran malestar entre muchos de sus clientes.

El Santander abre la puerta a las comisiones

Este movimiento ha sentado precedente para que el resto de los bancos pueda hacer lo mismo y muchos analistas prevén un próximo año lleno de comisiones y estampidas de clientes que buscarán refugio en bancos más condescendientes,

Sin duda, esto beneficia sobre todo a la banca online, la cual está experimentando un importante crecimiento desde hace tiempo y que seguramente será donde muchas cuentas vayan a parar.

La reticencia a este movimiento la tienen las personas mayores dado que la brecha digital está muy presente hoy en día y no todo este sector de la población tiene ni los conocimientos necesarios ni tampoco acceso a Internet para realizar sus operaciones desde su teléfono móvil o desde un ordenador.

La situación es delicada para ellos dado que se verán obligados a estar casados o al mismo banco de siempre, pese a las comisiones impuestas, o tengan que irse a otro banco que obre más o menos lo mismo por sus servicios.

El panorama es delicado y la reacción desde el Banco Central Europeo no se ha hecho esperar. Se están cuestionando seriamente este modelo bancario que parece que se quiere imponer actualmente basado en las comisiones.

Lo que está claro es que con temas como este o con los de la devolución obligada de las cláusulas suelo, los bancos van a tener que hilar muy fino para mantener y fidelizar a sus clientes así como a captar nuevos.

Por eso, quizá la moda del cobro de comisiones por todo no sea nada más que una prueba  para ver cual es la reacción del mercado y también de los clientes, aunque no podemos pecar de ilusos. Como vemos, el próximo año 2017 comenzará bastante caliente.