España tuvo el mayor déficit europeo de 2016

hucha-rota

Tal como revelan los datos publicados recientemente desde Eurostat, el déficit de las administraciones públicas de España durante 2016 se situó en el 4,3% del PIB sin tener en cuenta las ayudas recibidas por la banca, algo que no se incluye dentro del procedimiento sancionador por déficit excesivo.

España, el país con más déficit de la Unión Europea

Desde Eurostat han explicado que esta situación fue lo que terminó provocando el desequilibrio negativo de las cuentas de nuestro país, dejándolas por debajo del límite del -4,6% que en un principio se había pactado con Bruselas, convirtiendo a España en el país de la UE con mayor déficit.

Al incorporar al cálculo en lo referente al déficit español las ayudas a la banca, el saldo presupuestario negativo llegó a alcanzar durante 2016 un 4,5%, una décima menos de lo que se había pactado para el año y ocho décimas por debajo de la cifra déficit que se había alcanzado en el año 2015.

La mejoría no ha servido de mucho, España aparece como el país que tiene más déficit de toda la Unión Europea. Solo Francia, con -3,4% y Rumanía, con un 3%, registraron déficits iguales o superiores al umbral marcado del 3%.

Por otro lado nos encontramos con otros países que consiguieron superávits presupuestarios en 2016: Alemania (+0,8%), Chipre (+0,5%), Grecia (+0,5%),  Lituania (+0,3%), Luxemburgo (+1,6%), Malta (+1,1%), Países Bajos (+0,4%), República Checa (+0,7%)y Suecia (+1,1%). Bulgaria y Letonia consiguieron equilibrar sus cuentas.

En lo referente al conjunto de la zona Euro, el déficit se situó en el 1,5% del PIB en 2016 frente al 2,1% del año anterior. Entre los 28, el desequilibrio negativo fue del 1,7%  un año antes.

Si nos fijamos en España, el objetivo de déficit que marcó Bruselas para 2017 está en el 3,1% del PIB y para 2018 es del 2,2%. A pesar de ello, desde el Gobierno de España se ha rebajado en tres décimas, pasando del 2,6% al 2,3%su previsión de crecimiento económico para 2018 y también ha elevado una décima (del 2,2% al 2,3%) la estimación del déficit público para el próximo año.

Esto se debe al impacto de la situación política que se está viviendo en estos momentos en Cataluña a causa del asunto de la independencia así como por la ausencia de los Presupuestos de 2018. Hay que destacar que España consiguió reducir durante el último trimestre del año 2016 su deuda pública al 99% del PIB desde el 99,4% del año anterior, llegando a ocupar la sexta plaza entre los 28.