España podría superar la previsión del Gobierno

calculadora

Aunque acaba de comenzar el año y lo normal sean las subidas de precios, también llegan buenas noticias sobre la economía de España, o al menos sus previsiones. Alrededor de un 60% de los auditores que asesoran en campos relacionados con la contabilidad, procesos concursales o finanzas, tienen buenas previsiones para nuestro país en el presente año 2018.

Buenas perspectivas económicas para España

Los auditores creen que España superará la previsión de crecimiento del 2,3% que se estima desde el Gobierno para 2018. Además, un 6% de ellos ha dejado claro que el crecimiento será bastante más fuerte que el que se había previsto al principio por el Ejecutivo,.

Estos datos se desprenden de una encuesta realizada acerca de la coyuntura sobre las perspectivas y evolución de las variables económicas durante el segundo trimestre del pasado año 2017.

Esta encuesta fue llevada a cabo por expertos de la junta directiva del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), organismo que está compuesto por 34 auditores de firmas que llevan a cabo auditorías de las cuentas anuales de un gran número de medianas y grandes empresas de nuestro país.

Dejan patente que la economía española está evolucionando de manera favorable en muchos de los indicadores como pueden ser la actividad, liquidez, cifra de negocios o también los resultados. Esto favorece positivamente tanto a la contratación como a la inversión, sobre todo aquella enfocada a la reducción de costes.

Con esta evolución positiva que supuestamente vivirá la economía española, se contribuirá a la creación de más puestos de empleo, algo que afirma el 71% de los auditores. La otra cara de la moneda la encontramos en un 12% que verán el trabajo como hasta ahora y un 6% de los consultados piensa que habrá un pequeño repunte en cuanto a la destrucción de empleo.

Ese 71% también espera que el salario medio estaría subiendo en las empresas o la menos mantenerse, según el 29% de los auditores encuestados. A pesar de ello, la estimación media se encuentra por debajo de la que está prevista para el primer semestre. Esto puede dar a entender que se perciben subidas salariales, pero inferiores a las que hay estimadas inicialmente.

La conflictividad laboral es otro de los temas que afecta al empleo y que han sido tratados en esta encuesta, pero para el 65% de los encuestados no está siendo un problema, aunque en términos comparativos es algo que está creciendo. A pesar de ello, y hablando de forma general, no se trata de malas cifras, siempre que se mejore el empleo y se adapte el salario al europeo.