España podría rozar el 3% de crecimiento

inversion

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha asegurado recientemente que la economía de nuestro país podría llegar a tocar sin problemas el 3% del crecimiento durante este año, apoyándose en el aumento de la ocupación y la reducción del desempleo. Asimismo también tendrá que ver el desapalancamiento tanto de empresas como de familias y también el saneamiento de las cuentas públicas entre otros factores.

Aumenta la inversión extranjera en España

Asimismo ha recordado que la inversión extranjera en nuestro país ha crecido en un 60% desde el año 2012, lo que supone un 5,7% de la inversión total mundial, cuando la economía de España solo llega al 1,6% del Producto Interior Bruto (PIB) a nivel global, dejando patente una mayor proporción de capital extranjero con respecto al tamaño de la economía.

También mencionó el importante impacto que ha tenido en la competitividad la reducción de los costes laborales en las sucesivas reformas acometidas por los últimos gobiernos, los cuales han permitido que se haya producido una mejora de la productividad en un 14,7% y también aumentar las exportaciones en un 8,9%.

A pesar de ello, España tiene que hacer frente a varios puntos de gran importancia, como es la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D). En nuestro país solo supone el 1,19% del PIB frente a más del 2% de media que tiene el resto de países de la Unión Europea. Escotet invitó a aumentar las partidas presupuestarias en este aspecto, porque con ello se conseguirá atraer la inversión extranjera.

El presidente de Abanca también calificó la globalización como un importante proceso imparable y lo calificó como un motor de crecimiento y desarrollo en un momento en el que el proteccionismo se encuentra en los mismos niveles de 2008 a pesar de los aranceles que ha impuesto Estados Unidos a materiales tan importantes como el acero y el aluminio.

Por su parte, Rosa García, presidenta de Siemens España, destacó que los costes fiscales como la burocracia o aquellos relacionados con la electricidad son uno de los grandes escollos con los que cuenta España para atraer inversión extranjera.

Las inversiones de grandes multinacionales se deciden según diferentes factores entre los que se encuentran las infraestructuras, la posición en relación al resto de economías competidoras, el capital humano y los costes. Si finalmente se producen los cambios necesarios, España podría llegar a tocar ese 3% de crecimiento, algo que vendría genial al conjunto del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *