El Euribor sigue en negativo, pero comienza a crecer

llaves vivienda
Tras haber dejado atrás el mes de julio, se destaca que el Euribor ha encadenado nada menos que 30 meses seguidos en negativo. Este índice de referencia para muchas de las hipotecas en España se posicionó por primera vez por debajo de cero desde febrero de 2016.

A pesar de estar en negativo, el Euribor sigue creciendo

A pesar de ello y aunque se mantiene todavía en valores negativos, lleva cinco meses seguidos al alza. Si nos fijamos en el cierre del pasado mes de julio, cerró con una tasa negativa del -0.180% en comparación del -0,181% del mes de junio.

En este caso, es necesario recordar que desde diferentes sectores bancarios están avisando que pronto se acabarán los préstamos baratos y ya ha comenzado la guerra de las hipotecas. Según algunos expertos, se prevé que esta tendencia alcista se siga manteniendo, lo que repercutirá negativamente para los clientes finales que quieran adquirir una vivienda dado que hará que se encarezcan los préstamos hipotecarios.

Por el momento, una de las primeras señales de los cambios en el Euribor es el ahorro para los consumidores. Teniendo en cuenta que las hipotecas se revisan de manera anual, en el mes de julio el Euribor correspondiente es el mismo que había en el año 2017, momento en el que se situaba en el -0,154%.

Una hipoteca media de unos 100.000 euros contratada entonces, significaba un coste mensual de unos 369,94 euros, aunque con las nuevas condiciones, esa cuota hipotecaria pasará a ser de unos 368,78 euros, lo que supone un ahorro de aproximadamente 14 euros al año.

Pero no todo son buenas noticias para los consumidores finales porque se espera que el Euribor salga del negativo a partir del próximo año 2019. Muchos españoles han gozado de hipotecas baratas desde que se salió de la crisis pero todo parece tener sus días contados, al menos según las previsiones que se han hecho desde Bankinter.

Esta entidad ha calculado que el Euribor a 12 meses continuará subiendo a finales del presente 2018 para comenzar una etapa de ajustes que dará comienzo a principios del próximo año. Estiman que este índice de referencia podría llegar al 0,1% o al 0,2% en 2019 y que en 2020 llegaría cerca del 0,4%.

Los expertos en este sector han comenzado a aconsejar a los consumidores que contraten hipotecas a tipo fijo, algo que llevamos viendo todo este año, con un importante crecimiento frente a las variables.