El BCE no aprecia signos de burbuja inmobiliaria en la eurozona

mario draghi bce

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha asegurado que de momento no se está apreciando ninguna muestra de existencia de burbujas inmobiliarias en la eurozona. Asimismo, ha defendido que actualmente hay muy pocas evidencias de que los tipos de interés negativos se encuentren perjudicando la rentabilidad del sector bancario en la actualidad.

Desde el BCE no se aprecian signos de que exista una burbuja inmobiliaria en la zona euro.

En unas recientes declaraciones a la prensa, Draghi confirmó que no se aprecian signos de la existencia de burbujas en el mercado de la vivienda impulsadas por el crédito hipotecario, las cuales están en la raíz de las crisis financieras consideradas como de las más graves. Estas declaraciones fueron hechas durante su intervención en un acto organizado por el Banco Central Europeo en Frankfurt para conmemorar el tercer aniversario del Mecanismo Único de Supervisión (MUS)

Por otro lado, Draghi ha querido subrayar que desde el pasado año 2016, el índice de préstamos hipotecarios de la banca han ido aumentando poco a poco de media un 2,9% anual. Se trata de una ratio muy inferior al 12% que se había llegado a registrar durante el periodo previo a la llegada de la crisis.

A pesar de ello, el presidente del Banco Central Europeo ha reconocido la aparición de algunas pequeñas bolsas locales de riesgo. Ante esta situación defendió que tanto los supervisores como las autoridades específicas se encuentran tomando todas las medidas necesarias para poder controlar la situación y evitar que pueda extenderse esta tendencia.

El banquero italiano apuntó que se han descubierto pocas evidencias de que los tipos de interés negativos se encuentren perjudicando la rentabilidad que tienen los bancos. Esto es algo que ha producido mucha preocupación, dado que afectaría a la transmisión monetaria.

Asimismo, amenazaría la estabilidad financiera al impedir a las entidades financieras el poder acumular capital mediante la retención de las ganancias y también encareciendo la captación de capital en muchos de los mercados actuales.

Para finalizar, Mario Draghi añadió que los ingresos por intereses netos del sector han estado manteniéndose en niveles bastante estables durante los años 2016 y 2017. Además, gracias otros ingresos, la rentabilidad que han obtenido las entidades bancarias ha ido incrementándose poco a poco y convergiendo hasta su coste de fondos propios. El presidente del BCE destacó el papel como supervisor que ha desempeñado la institución que preside para dar forma a un sector bancario que sea más fuerte y resiliente que hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *