Disminuyen los ahorros de las familias españolas

Calculadora para contabilizar los ahorros

Según se revela en el informe titulado “Evolución de los flujos y los balances financieros de los hogares y de las empresas no financieras en 2016”, publicado por el Banco de España, la tasa de ahorro bruto de las familias españolas se vio reducida en torno a 0,4 puntos durante el año 2016. Por otro lado, el que sí aumentó fue el de las empresas en un 0,7% hasta llegar al 17,2% del PIB.

Desciende el ahorro de las familias españolas

En este informe se revela que aunque se ha producido esa reducción del ahorro bruto de las familias, los hogares pudieron aumentar en torno a un 2,5% la adquisición neta de activos financieros hasta llegar a cotas máximas no vistas en ocho años anteriores.

Una gran parte de las inversiones realizadas en activos financieros fue destinada a depósitos, seguros, fondos de inversión y también planes de pensiones, habiendo una mayor diversificación que en el pasado año 2015.

En lo que es el conjunto del año, las familias invirtieron alrededor del 2,4% de su renta bruta disponible (RBD) en esta clase de activos, que aunque se repartió en más productos, la cifra es inferior a la de los tres años anteriores a 2015.

El estudio también revela que el ahorro que estaba dirigido a los depósitos también experimentó una subida, creciendo hasta llegar al 2,6% de su RBD.

En esta línea positiva también se habla de las aportaciones a instrumentos de previsión social como seguros y planes de pensiones, por un importe del 1,9% de su renta y con una cifra similar a la del año 2014 (2%) que fueron de las más altas desde el año 2009.

También se habla que por cuarto año consecutivo, las familias redujeron su cartera de acciones y otras participaciones tal como se revela en el informe. A finales del año 2016, la riqueza financiera bruta de los hogares llegó a crecer alrededor de un 2%.

Se destaca que por cuarto año seguido, las familias han reducido su cartera de acciones y otras participaciones, lo que hizo que la riqueza financiera bruta de los hogares creciese alrededor del 2%.

Para finalizar, también se habla de las empresas, las cuales han visto como su riqueza bruta aumentó durante el pasado año 2016, algo favorecido por la inversión de muchas compañías en activos financieros, a pesar de ello, su avance del 2,4% fue menor que el que se experimentó durante 2015, año en el que se llegó al 7%.