Detalles de la nueva ley hipotecaria

comparar hipotecas

Dentro de unas semanas entrará en vigor la esperada Ley Hipotecaria, una ley que trae muchas novedades y hará que el panorama hipotecario de nuestro país cambie notablemente, sobre todo en lo referente a la contratación obligatoria de productos bancarios para que los hipotecados puedan aprovecharse de unos intereses más beneficiosos, por ejemplo.

¿Qué trae consigo la nueva ley hipotecaria?

Esta nueva ley hipotecaria contempla que los bancos ya no podrán condicionar la concesión de un préstamo a la contratación de otros productos bancarios, algo que es muy común hoy en día y donde los seguros de vida son uno de los productos que obligan a contratar con una hipoteca.

Ahora, los clientes serán quienes decidan si contratarlos con entidades ajenas o si decide aceptar la oferta que le hace el banco. Obviamente, la entidad bancaria proporcionará mejores condiciones si el cliente acepta de manera voluntaria firmar un seguro de vida o cualquiera de los demás productos que ofrecen normalmente en la contratación de hipotecas.

Hay que decir que hasta ahora era una práctica muy común en todas las entidades bancarias. Normalmente nos podíamos encontrar con aquellas en las que obligaban directamente a contratar esta clase de productos, o de lo contrario no concedían el préstamo, o aquellas que ofrecían mejores condiciones si el cliente las contrataban.

El cliente debe considerar cuáles son los aspectos económicos así como calcular cuál es el beneficio por la bonificación ofrecida por el banco y contrastar el precio de un seguro de vida con las mismas coberturas contratándolo en una entidad ajena al banco. En muchas ocasiones sale mucho más beneficioso hacerlo fuera que con la misma entidad.

Es muy importante estudiar cuál es la oferta del banco y ver si esa bonificación resulta ventajosa o no. Para ello es necesario tener presentes algunos detalles como por ejemplo el porcentaje que disminuya el diferencial, donde si es alto, resulta más beneficioso.

Asimismo es recomendable que el contrato no bonifique la firma de un único producto sino que se consiga la bonificación al contratar varios, con lo que también resultará más ventajoso para el cliente. En cuanto a los años que queden por amortizar la hipoteca, no hay que olvidarse que cuando quede poco tiempo, las bonificaciones serán menos rentables.

En lo referente al pago y plazo de la hipoteca, cuanto mayor sea ésta y el plazo más largo, los descuentos son más beneficiosos dado que durante los primeros años se paga más por los intereses que por el capital.

Ahora tú decides en si aceptar la propuesta del banco o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *