Ciberataques, una preocupación para el BCE

banco-central-europeo

En el artículo de ayer os hablábamos sobre los ciberataques y el malware bancario que está apareciendo y que seguramente no se tardarían en tomar medidas. Hoy os traemos noticias relacionadas que llegan directamente desde el Banco Central Europeo (BCE).

El BCE se preocupa por los ciberataques bancarios

Sabine Leutenschläger, ejecutiva del BCE y también vicepresidenta del Consejo de Supervisión, ha destacado que las entidades bancarias que hay en la zona euro y que se encuentren bajo la supervisión de su entidad, estarán obligadas a informar desde el próximo verano de los ciberataques más significativos que sufran.

Según palabras de Leutenschläger, desde este verano se pedirá a todos los bancos que supervisa el BCE que informen de todos aquellos incidentes cibernéticos considerados como significativos. Esto se produce después de la realización de un proyecto piloto en el que esta entidad europea comenzase a tener más en cuenta los ciberataques, los cuales pueden provocar grandes problemas.

Esto servirá para poder controlar cómo los bancos supervisados se desenvuelven ante una situación que puede llegar a ser bastante peligrosa en un ciberataque y saber qué clases de medidas de contención y prevención tienen estas entidades para reaccionar ante esta amenaza cada vez más presente hoy en día.

Leutenschläger declaró que esto ayudará a realizar una evaluación mucho más objetiva sobre los incidentes cibernéticos que se producen y también cómo van evolucionando las ciberamenazas, permitiendo descubrir nuevas vulnerabilidades y errores que puedan ayudar a mantener la máxima seguridad en los bancos.

Desde hace tiempo, el BCE lleva trabajando y preparando a todos los bancos para estar preparados ante los efectos imprevisibles que pueden llegar a tener los ciberataques. En el año 2016 se diseño un sistema lógico mediante el cual se podía aprender a identificar y combatir estas amenazas prácticamente de manera inmediata antes de que se pueda llegar a volver demasiado peligroso.

En un principio solo se implementó en una veintena de entidades pero este año hará extensiva esa herramienta a todos los bancos que supervisa, proporcionándoles más seguridad, algo que ha sido bien acogido por las entidades bancarias europeas.

Además, se pide a todos los bancos que cuando detecten alguna clase de intrusión o ataque pongan en marcha todos sus protocolos de seguridad, pero también se les pide que denuncien la situación. Toda la información recabada se usará para poder identificar y supervisar cuáles son las últimas tendencias en cuanto a ataques informáticos se refiere.