Banca española, a la cola del pago de intereses

billetes-de-500-euros

Cuando nos preguntamos por qué está creciendo tanto la banca online podemos encontrar varias respuestas y una de ellas son los intereses que ofrecen a los ahorradores, más que en la banca tradicional. Diferentes estudios han calificado a la banca española como una de las más rácanas de las que podemos encontrar en toda Europa a la hora de pagar intereses a sus clientes aunque hay algunos casos en los que el pago de intereses es bastante más bajo que la media nacional.

Con la política de tipos cero (y en ocasiones negativos) que se puso en marcha por el Banco Central Europeo, los ahorradores han visto como confiar en los depósitos bancarios para guardar su dinero no es tan buena idea como hace un tiempo dado que no produce buenos intereses. Si echamos un vistazo a la rentabilidad media que tienen los depósitos a un año, en marzo se situó en torno al 0,27%, casi la mitad respecto al resto de países europeos que se sitúa en el 0,61% y parece que la situación seguirá así.

¿Qué intereses se pagan en España?

Diferentes estudios llevados a cabo sobre este tema han revelado cuál es el porcentaje de intereses que pagan los principales actores del panorama bancario en nuestro país. Por ejemplo, CaixaBank paga un 0,05%, BBVA un 0,10% a 13 meses, Bankia  un 0,15% a un año y el 0,20% a trece meses, desde el Banco Sabadell se paga un 0,20% y hasta ahora el banco que más rentabilidad ofrece es Bankinter, con un 0,30% en un depósito a un año.

Otras entidades como el Banco Santander no cuentan en su web con un espacio dedicado a los depósitos, algo que resulta cuanto menos chocante. La razón puede ser el interés por promocionar la Cuenta 1, 2, 3, que llegan a ofrecer unos intereses del 3%. Por su parte, el Banco Popular comercializa un depósito a un año que ofrece un 5%, pero está ligado a una domiciliación bancaria.

¿Y en Europa?

Ahora que ya sabemos cuál es la situación que hay nuestro país, vamos a conocer cómo está fuera de nuestras fronteras y ahí todo cambia, dejando a nuestra banca en un claro segundo puesto, aunque hay que destacar que España no es el peor país en este ámbito, nos supera Lituania con un 0,12%, Estonia con un 0,18% y Eslovenia con un 0,24%. Los países que ocupan las primeras posiciones son Eslovaquia, con un 1,39%, Chipre con 1,5% y los Países Bajos con una media del 1,55%.