Aumentan los pagos sin contacto

pagos sin contacto

Según un reciente estudio publicado por Mastercard, alrededor del 30% de los españoles quiere hacer pagos sin contacto (pagos contactless) mediante su pulsera, reloj, llavero o cualquier otro dispositivo portátil considerado como “wearable”, mientras que en Europa el porcentaje se sitúa en el 24%.

El increíble crecimiento de los pagos sin contacto

Según Mastercard, el pago mediante tarjetas contactless Mastercard ha aumentado en un 153% en nuestro país y un 145% en toda Europa. Hoy en día, el 54% de los españoles asegura que realiza al menos un pago de estas características a la semana, mientras que el 14% asegura que lo hace a diario.

Desde Mastercard han declarado que el éxito de este método de pago es la rapidez y la comodidad que ofrece a todos los usuarios, algo que ha reducido notablemente las reticencias que había al principio, cuando hizo aparición esta alternativa.

El temor a que haya fraude en cuanto a los pagos sin contacto se ha reducido en España en torno a un 15% si se compara con los datos del año 2016. La preocupación existente por la falta de control o pagos duplicados ha bajado alrededor de un 8%.

Por otro lado, el número de comercios de nuestro país que aceptan pagos sin contacto ha crecido en torno a un 42%, por lo que se puede decir que el 38% del total de las transacciones que se llevan a cabo en las tiendas se hacen de esta manera.

La directora general de Mastercard en España, Paloma Real, declaró que esta tecnología está teniendo una gran acogida en España y el pago con wearables tendrá una gran aceptación. La firma se encuentra trabajando con diferentes bancos europeos para prepararse ante lo que es una nueva oleada de pagos sin contacto.

Un claro ejemplo podemos verlo en el banco holandés ABN Amro, el cual ha sido uno de los primeros que ha facilitado los pagos mundiales con dispositivos portátiles que se encuentren vinculados a una cuenta corriente. Todo ello, a través de un programa piloto para 500 consumidores de diferentes grupos de edad, que serán los que podrán probar los pagos sin contacto con un reloj, pulsera, llavero o con un anillo, por ejemplo.

Desde la vicepresidencia ejecutiva de Digital Payments & Labs Europe de Mastercard, han destacado que la confianza de los compradores en esta tecnología es mayor que nunca y parece que están preparados para dar un paso más y probar a hacer pagos sin contacto mediante dispositivos conectados.