Así es la nueva normativa hipotecaria

venta-de-pisos

El sector de las hipotecas está pasando por un momento en el que hay mucha incertidumbre. A la futura entrada del nuevo Euribor Plus, algo que según los expertos hará que se puedan encarecer las hipotecas hay que destacar la nueva normativa hipotecaria, que de momento es solo un anteproyecto.

Nuevos cambios de la normativa hipotecaria

Dentro de los muchos cambios que llegarán, en caso de que se aprueba el anteproyecto de la nueva normativa hipotecaria, podemos destacar que el coste de amortización hipotecaria será más barato. A ello hay que sumar que se aplicará una comisión máxima del 0,.25% en caso de que la amortización se lleve a cabo durante los primeros cinco años y desde el sexto no cobrar nada.

En caso de que la amortización se realice durante los tres primeros años, la comisión máxima pasaría a ser del 0,5% y a partir del cuarto año no se cobraría nada.

También se destaca que esta nueva normativa hipotecaria hará que los hipotecados puedan cambiar la divisa de referencia de un préstamo en caso de que se tenga una moneda diferente al euro, algo ideal si se producen fluctuaciones de la divisa principal.

Otro aspecto importante que llegará será el de la transparencia, algo de lo que muchos presumen pero que no todos demuestran. Esta normativa obligará a todas las entidades bancarias o prestamista autorizado a actuar siempre de forma imparcial, profesional, honesta y transparente.

Por otro lado se destaca que las hipotecas no conllevarán una comisión de estudio. Los bancos únicamente podrán cobrar la comisión de apertura, una buena noticia para las personas que buscan una hipoteca.

Sabemos que en algunas ocasiones, para acceder a una hipoteca hay que contratar diferentes productos vinculantes. Éstos estarán permitidos si realmente sirven como garantía para la entidad bancaria de que el hipotecado continuará pagando sus deudas.

Un punto muy importante que se debe tener en cuenta es que aquellos empleados de banco que se encarguen de realizar el estudio de solvencia de los solicitantes, no podrán recibir ninguna clase de incentivo por asumir un riesgo mayor del que  el hipotecado pudiera soportar.

Para finalizar, algo muy importante, aquellas personas que comercialicen hipotecas tendrán que contar con una formación específica. Pero no solo deberán tenerla estas personas sino que también estarán obligados sus superiores. De momento no se sabe cuáles serán los requisitos mínimos, pero quien se encargará de aclararlo será el Ministerio de Economía.