Alta Inmediata, lo nuevo de BBVA

alta-inmediata-bbva

Los avances tecnológicos nunca dejan de sorprendernos, sobre todo cuando están relacionados con el mundo de los bancos. BBVA ha presentado su servicio Alta Inmediata, con lo que cualquier persona puede hacerse cliente en cuestión de minutos y podrá operar al instante.

¿De qué se trata el sistema Alta Inmediata?

Es una novedad basada en el procedimiento de verificación de la identidad del cliente mediante el reconocimiento biométrico gracias a algo tan común como un selfie y también a una llamada por videoconferencia.

Tal como declaró Cristina de Parias, directora de BBVA España, “Hacerse cliente de BBVA es, desde hoy, muchísimo más rápido y sencillo gracias a esta funcionalidad. Con ella se permite dar de alta como cliente a cualquier persona mediante el móvil y poder aprovecharse de todas las ventajas y servicios de nuestro banco.”

Asimismo confirmó que saben que sus clientes valoran sobre todo su tiempo y la comodidad de poder hacer sus operaciones desde el teléfono móvil y de forma sencilla.

¿Cómo es el proceso?

Todos los usuarios que quieran hacerse clientes de BBVA podrán hacerlo desde el teléfono móvil accediendo a bbva.es o descargando la app de la entidad. Para poner en marcha el proceso, el cliente tendrá que identificarse y rellenar todos sus datos personales.

Para poder verificar su identidad, este servicio solicita una foto del DNI y una foto o selfie del usuario. De esta forma se compara la coincidencia mediante un novedoso sistema de proceso de reconocimiento facial biométrico. El último paso es que un gestor de BBVA contactará automáticamente, y de manera personalizada, con el usuario para confirmar la identidad mediante una llamada de videoconferencia.

El proceso de Alta Inmediata de BBVA se hace en muy pocos minutos y permite al nuevo cliente, poder disfrutar de todas las herramientas que el banco pone a disposición de todos ellos de forma prácticamente inmediata

De esta forma se puede ahorrar mucho más tiempo a la hora de abrir una cuenta corriente y se hace todo de una forma sencilla y sobre todo segura. Además, ya no es necesario que tengamos que ir a la entidad bancaria y abrir la cuenta por nosotros mismos, con las molestias que ello puede conllevar.

Como podemos ver, cada vez son más los bancos que apuestan por simplificar las cosas con aplicaciones móviles y seguro que llegará un momento en el que apenas tengamos que acudir a una oficina física.